10 Razones para visitar Atacama en temporada baja

Julio 5, 2018

Categorías: Atacama

Con sus montañas, extensos salares,  lagunas altiplánicas con aguas claras y una cultura que data de siglos, el desierto de Atacama es uno de los destinos top de Chile, especialmente los meses de verano (entre diciembre y marzo) ya que gracias a los días de larga duración y de calor hacen que las exploraciones sean más fáciles de llevar a cabo a través del trekking y ciclismo. La mayoría de la gente elige quedarse en el pueblo de San Pedro de Atacama ya que se encuentra cercano a la mayoría de los atractivos del lugar, como la laguna Chaxa, el Salar de Atacama, los Geiseres del Tatio y el Valle de la Luna. Pero todos esos valles lunares y llanuras secas, son igual de mágicas en invierno e incluso existen varias ventajas de visitarlas en temporada de invierno. Aquí pueden leer las razones de porque vale la pena visitar Atacama en temporada baja!.

 

1.Observa el desierto cubierto de nieve – No sucede todo el tiempo, pero cuando pasa, es realmente mágico!. Durante todo el año, lugares en Atacama como el Valle de la Luna y los salares pueden parecer estar cubiertos de nieve, pero esos parches blancos que se pueden observar sobre el desierto son realmente solo sal.  Por eso cuando cae nieve algunas veces en invierno, hacen que el paisaje se vea aún más especial y mágico, especialmente cuando la nieve cae sobre las montañas y volcanes como el Licancabur. Ángeles de nieve en el desierto más árido del mundo, alguno se motiva?.

 

2.Buen clima de invierno – Durante las noches en Atacama, las temperaturas se mantienen (entre los 28 grados Fahrenheit en promedio), la mayor parte del día se mantiene con días soleados, despejados y con temperaturas medias, permitiendo tener días llenos de aventuras. Pero que chaqueta llevar, una cortaviento o una chaqueta abrigada?: el invierno siempre trae consigo vientos frescos!.

 

3.Menos multitudes – Viajar durante la temporada baja, siempre traerá consigo la ventaja de encontrarse con menos visitantes, que pueden generar una mejor experiencia al momento de visitar los atractivos como, los Geiseres del Tatio o la Laguna Chaxa, que les permitirá disfrutar mucho más cada lugar, observar con calma la fauna del lugar y apreciar mejor el silencio y tranquilidad del desierto.

 

4.Excelente oportunidad para ver fauna – Menos personas ayuda a no ahuyentar a la fauna, en invierno es un excelente momento para poder observar a la fauna que habitan los terrenos en altura, como las vicuñas (pariente silvestre de la llama), zorro gris, vischachas (pariente de la chinchilla), flamencos y mucho más.

 

5.Es la mejor temporada para observar las estrellas – las estrellas en Atacama se pueden disfrutar durante todo el año, pero los meses de invierno es cuando las noches están más claras, pudiendo ver con mejor claridad la vía láctea como nunca antes. En las noches de luna,  asegúrese de conducir a las afueras del pueblo y buscar un lugar con menos luz para poder observar la increíble galaxia. Definitivamente se recomienda realizar algún tour de observación de estrellas durante su estadía: ya que los astrónomos locales les podrán entregar información sobre las estrellas del hemisferio sur, sobre las constelaciones y los planetas, usando telescopios para ver con mayor detalle los cuerpos celestiales.

 

6.Visitar los Geiseres en la mañana será increíble – Una excursión obligada es visitar los Geiseres del Tatio, considerados el grupo de geiseres más altos del mundo. el mejor momento para ir es durante el amanecer, cuando el calor y las fumarolas de los geiseres chocan con el aire frío, produciendo enormes nubes de vapor que cubren todo el cielo. Ahora imaginas poder observar ese espectáculo de nubes durante el invierno? Y no te preocupes: disfrutarás de un rico desayuno y agua caliente para un te o café mientras contemplan los geiseres.

Fotografía: Diego Maia

 

7.Escapa del frío con un baño en las Termas de Puritama – Que mejor combinación existe que disfrutar de unas termas naturales durante los meses de invierno?, No muchas!, solo tras un corto recorrido en auto desde San Pedro de Atacama se encuentra ubicadas las Termas de Puritama, que cuentan con una serie de psicinas termales protegidas por hierbas naturales en medio de un valle. Las termas por años fueron usadas por los habitantes atacameños, quienes creían que las aguas eran sanadoras. Hasta el día de hoy se piensa que las aguas de sulfato de sodio ayudan a dolencias como la artritis o reumatismo. Pero de cualquier manera, es un excelente lugar para pasar una mañana o tarde en medio del desierto en la temporada de invierno, yendo de piscina en piscina, disfrutando de las diferentes temperaturas del agua,  generando sensaciones de relajo y frescura.

Fotografía: Tuanh Nguyen

 

8.Experimenta darte un frío baño en la Laguna Cejar – Después de un rico baño en las termas de Puritama, experimenta la sensación de darte un baño polar!. Localizada en el Salar de Atacama, la Laguna Cejar es un sumidero que concentra un alto porcentaje de sal en el agua, que significa que una vez que entres en el agua tu cuerpo flotará. Mucha gente que visita Atacama ama pasar una tarde de relajo en este lugar, escapando del calor, pero en invierno, el lugar contará con menos visitantes y aunque el destino no sea tan atractivo para algunos, una tarde saltando en el agua salada del lago en la temporada de invierno, será una experiencia que jamás olvidaras!.

Fotografía: Rodrigo Viera Soares

 

9.Aprovecha las tarifas de temporada baja – Como siempre, uno de los mayores beneficios de tomar vacaciones en lugares con temporada baja, pocos visitantes, los precios de los hoteles y tour operadores serán más económicos. Atacama definitivamente no es un destino tan costoso, pero tampoco el más barato, ya que se encuentra bastante aislado. Los meses de verano se puede ver mucho turismo en Atacama y es cuando la mayoría de los hoteles y tours se encuentran con los precios más elevados, por lo que si decides viajar durante el invierno siempre encontrarás mejores precios en alojamiento y tours.

 

10.Disfruta los sabores del desierto – En Atacama también puedes encontrar una gastronomía Chilena estándar, hay planos y sabores únicos de esta región. Desepués de un largo día de exploración, relajate con un sour de rica-rica: trago local que se prepara con pisco y una hierba indígena  “rica rica” que tiene sabor a menta. Un increíble plano en el invierno es la patasca, que esta hecha de carne, choclo, tomates, cebolla y se puede encontrar en todos los restaurantes de la región y en San Pedro (un lugar muy recomendado  por los lugareños es “Las Delicias del Carmen”). Y si estás en Atacama tienes que probar la llama:  la histórica Villa de Machuca, ubicada camino hacia los Geisers del Tatio, es famosa por contar con una deliciosa preparación llamada “pinchos de llama”. Las llamas son adorables, pero lamentablemente también son deliciosas!.

Fotografía: Fonda de Solor