TEMPLATE USED: single.php
pageid: 5383

6 Viajes que se pueden hacer desde Santiago

May 23, 2018

Con sus museos, parques, restaurantes y tiendas, Santiago tiene mucho que ofrecer durante la estancia de los visitantes. Pero a todo el mundo le gusta salir de la ciudad de vez en cuando, y debido a su ubicación, Santiago se encuentra cerca de las montañas de los Andes, valles vinícolas y el océano pacifico, destinos que pueden visitar por el día. Si su interés es el senderismo, pasar un día en la playa, ir a una cata de vinos, o explorar ciudades mineras abandonadas (un nicho interés especial, pero que vale la pena!), estas seis opciones de viajes de un día desde Santiago son una buenas maneras de conocer los paisajes, cultura, gastronomía e historia de Chile Central.

 

1.Valparaíso y Viña del Mar – El Océano Pacífico se encuentra a una hora y media de la capital, así que si estás buscando marisco fresco, vistas hacia el puerto, y la oportunidad de combinar playa y aprender sobre historia de Chile, vale la pena visitar estas dos ciudades costeras. Viña del Mar, es uno los balnearios más famosos de Chile central, se trata de festejar: se puede pasar el día tomando el sol en la playa, visitar el famoso reloj de flores,  el museos Castillo Wulff y Fonck, o probar suerte en el casino. Luego, pueden tomar un colectivo (taxi local) y en 10 minutos llegar a la ciudad de Valparaíso, joya del del Pacífico desde el Viña arenoso y bohemio. Aquí, ascensores históricos te llevan a los diferentes cerros de la ciudad para ver las famosas casas, que han sido pintadas de diferentes y vibrantes colores, acompañadas de algunos de los mejores pinturas urbanas de América del sur. Es una gran ciudad para explorar el Cerro Alegre y Concepción, ambos cerros considerados de los mejores ejemplos para observar la arquitectura clásica de Valpo y arte callejero, así como disfrutar de increíbles cafeterías y tiendas, y después visitar el museo La Sebastiana, peculiar casa de Pablo Neruda ubicada en el Cerro Florida. Luego se puede terminar el día con una comida en algún restaurante local con excelente marisco; como la paila marina (guiso de mariscos), chupe de jaiba (pastel de jaiba) o el pescado fresco del día (pescado u otro) siempre serán grandes elecciones.

 

2.País del vino chileno – Si eres un amante del vino, tienes mucha suerte: Santiago está a sólo unos pocos kilómetros de los mejores valles vitivinícolas de Chile, es decir, Casablanca y Colchagua, rodeadas de montañas y pisos de los valles cubiertos por algunos de los mejores cultivos y  vinos del país como el Carmenere, Cabernet Sauvignon y Chardonnay. Pasar un día tranquilo visitando bodegas locales como Clos de Apalta en Colchagua o Bodegas RE en Casablanca, donde aprenderán sobre la historia de la vitivinicultura en Chile, así como sobre los procesos de elaboración de los diferentes y únicos vinos de cada viñedo,  explicación que será entregada por los guías expertos en el tema según el tour que tomen. Cada recorrido consta de  degustaciones de algunos de los vinos más ejemplares de la viña. ¡Salud!

Fotografía del Ski Portillo Resort

 

3. Esquí en los Andes – con pistas épicas y unas vistas impresionantes desde diferentes lugares de la cordillera de los Andes de América del sur, algunos de los mejores lugares del mundo para el esquí alpino se encuentra en las cercanías de Santiago en la cordillera en Valle Nevado y el centro de esquí de Portillo. Ambos centros cuentan con buen alojamiento y servicios como restaurantes y pista de esquí, su proximidad a Santiago (Portillo se encuentra alrededor de 2 horas de distancia, Valle Nevado aproximadamente 90 minutos) es súper fácil para que usted pueda alojarse en la ciudad pero pasar sus días en las laderas nevadas. Ambos resorts cuentan con un registro anual de alrededor  24 pulgadas de nieve y tienen un total de 79 pistas (y  fuera de pista) así como ascensores, una variedad de pistas para todos desde principiantes hasta avanzados, tiendas de alquiler y sitios de heli-ski, snowboard y freestyle.

 

4.Cajón de Maipo – a una hora de Santiago, donde se puede practicar senderismo, rafting, pesca con mosca, escalada en roca, paseos a caballo, o simplemente disfrutar de naturaleza desde un coche? La respuesta es de cajón de Maipo. Este valle montañoso ubicado en el sureste de la ciudad es un paraíso de cumbres, ríos, lagos, bosques, volcanes y glaciares, patio de la mejor aventura al aire libre. Actividades comunes incluyen excursiones a los glaciares El Morado y San Francisco, visitas al Embalse El Yeso, relajos en las aguas termales del Plomo o Baños Morales, rafting en el río Maipo, senderismo a la cascada de Yeso y exploración a pequeños pueblos como Pirque, el que cuenta con alguno de los mejores Cabernet Sauvignon de Chile. El valle también es famoso por sus productos locales, como chocolates, pasteles y empanadas y a la vez un gran lugar para la compra de artesanía.

 

5. Parque Nacional la Campana – Para una caminata sencilla por el día cerca de Santiago que no está en la Cordillera, La Campana es la mejor opción para ver épicas vistas y riqueza de flora y fauna, como la palma chilena, una especie en peligro que a crecido en todo el país pero ahora solo existe en pequeñas zonas. Famoso por ser el sitio del Cerro La Campana (campana de la montaña) que fue escalado por Charles Darwin en 1834, este Parque Nacional y Reserva de la Biosfera declarado por la UNESCO, alberga fauna autóctona como zorros, pumas, aves, chingues (mofetas) y mariposas. La caminata ofrece hermosas vistas de la campana, la oportunidad para visitar una cascada de casi cien pies de altura y una placa dedicadas al trekking de Darwin. Si desea continuar hacia la cumbre sobre los 6.000 pies sobre el nivel del mar, tendrán increíbles vistas de las montañas y valles circundantes y en días claros se puede ver hasta el Océano Pacífico en una dirección y montaña del Aconcagua en Argentina por el otro lado.

Fotografía de Gabriel Britto

 

6. Ciudad minera de Sewell – Conocida como la ciudad de las escaleras, este patrimonio de la humanidad ofrece una fascinante visión acerca de la explotación minera de cobre, una de las principales tradiciones de Chile. Fundada en 1905 por la compañía Braden Copper, propiedad y operado por el El Teniente mina de cobre (la más grande del mundo), esta ciudad, albergaba a más de 15.000 trabajadores y a sus familias, fue construida en las empinadas laderas de los Andes a más de 2.133msnm. Esto hace que sea inaccesible por vehículos, por lo que los edificios pintados de brillantes colores con terraza en pendiente, se encuentran todos conectados mediante escaleras. Cerró en la década de 1970, fue salvada de la demolición por el gobierno de Chile y luego la UNESCO, pudiéndose visitar solo en tours privados. Situado cerca de dos horas de Santiago, es un poco más de una trekking de un día, pero merece la pena conocer una de las ciudades históricas mineras chilenas.