TEMPLATE USED: single.php
pageid: 2797

Bosques que templan el alma

March 7, 2017

El bosque templado lluvioso es una de las joyitas de nuestro país, si bien también se encuentra en algunas áreas fronterizas de Argentina, sus mayores extensiones están aquí, en el sur de Chile, desde Valdivia hasta Chiloé.  Es una maravilla estar en medio de uno de estos bosques, a pesar de ser oscuros, en ellos se siente cómo brota la vida desde abajo, todo emerge en busca de los rayos de sol que aparecen como focos extraterrestres que cruzan las ramas y hojas hasta el suelo. Una cama de hojas podridas, nuevas, brotes, líquenes, musgos, renovales, semilleros, arbustos, flores y un sin fin de fauna nativa prospera espesamente mientras es escoltada arriba por árboles de hoja perenne, creando un perfecto y único clima selvático donde nos sentiremos asombrados por la vida misma ansiosa de salir a escena.

Photo: Andrea Riquelme
Photo: Andrea Riquelme

También llamado la “selva valdiviana”,  este bosque se manifiesta en un clima templado lluvioso, único, ya que alberga más de dos mil especies endémicas, que quiere decir que solo las podrás ver ahí, y en ningún otro lugar del mundo.

Podrás no sólo ver el color verde en todas sus memorias, si no que también podrás sentirlo, respirarlo y guardarlo siempre en ti. Ahí, en algún lugar donde se recolectan y albergan las emociones certeras, esas que hacen que una vez que las sentiste puedas volver a ellas mentalmente, cuando quieras, cuando sientas que es necesario.

nalca
Photo: Andrea Riquelme

Si en algún ámbito de tu vida te sientes vacío, pues visita este lugar, su densidad, diversidad  y belleza seguro llenará este espacio, el olor de sus fértiles y fecundos suelos te harán caminar feliz entre helechos y cursos de agua. Te sentirás  protegido en tu andar, al igual que las copas más altas de los árboles amparan estas tierras que son verdaderas cunas de vida, oasis de esperanzas para el mundo en que vivimos.

Photo: Andrea Riquelme
Photo: Andrea Riquelme

Algunas de las especies que podrás ver, Arrayán (Luma apiculata), Avellano (Gevuina avellana), Coihue (Nothofagus dombeyi), Chilco (Fucsia magellanica), Maqui (Aristotelia chilensis), Ulmo (Eucryphia cordifolia), Tineo (Weinmannia trichosperma), Olivillo (Aextoxicon punctatum), Colihue (Chusquea culeou), Copihue (Lapageria rosea), Botellita (Mitraria coccinea), Helechos (Lophosoria quadripinnata), Luma (Amomyrtus luma), Murta (Ugni molinae), Notro (Embothrium coccineum), Quila (Chusquea quila),  entre muchas otras más, como hongos, musgos, líquenes, enredaderas,  aves, ranas, insectos y mamíferos.