10 comidas y tragos que solo podrás probar en Chile

Julio 19, 2018

Categorías: Food,Uncategorized

Gracias a la herencia cultural y mezcla de las influencias indígena, hispana y europea, la gastronomía chilena se ha convertido en una de las puesta en escena más interesantes del continente. Utilizando productos locales como la palta, choclo, abundantes mariscos extraídos de los 4,270 km de costa, y sabores nativos como el fruto maqui o el merquén (ají cacho de cabra) los chilenos producen una gran variedad de platos únicos que destacan los sabores de cada región, pero hay algunas preparaciones clásicas que son amadas en todo el país. Aquí les dejamos 10 ejemplos de las mejores comidas y tragos chilenos que necesitas probar si visitas Chile!.

Fuente: Turismo Chile

 

1. Mote con huesillo – De apariencia extraña pero considerado un jugo refrescante, perfecto para la temporada de verano! el “mote con huesillo” contiene una parte liquida y una parte sólida. El líquido esta hecho en base a jugo de durazno deshidratado mezclado con agua y endulzado con azúcar y canela. Una vez lo suficientemente helado se sirve en un vaso de plástico y se le agrega un par de duraznos deshidratados y granos de mote. Este jugo dulce es ideal para todas las edades y uno de los lugares en que mejor lo preparan es en el Cerro Santa Lucía.

Fuente: www.brchile.com

 

2. Pan Marraqueta – En chile, el pan fresco es parte de la vida cotidiana de todos. En la mañana o vuelta del trabajo a casa los chilenos se detienen en alguna panadería del barrio a comprar pan para la noche o el día siguiente, y el pan más popular en Chile es la Marraqueta. Súper fácil de preparar y compartir, la marraqueta es excelente para preparar sándwich o  disfrutarlo con mantequilla o palta chilena en la “once” (Hora del té), una tradición de las tardes chilenas que en lugar de comer se reúnen en una mesa a disfrutar de un rico té y pan, momento en que todos comparten sus experiencias del día.

Fuente: www.enmicocinahoy.cl

 

3. Sopaipillas – Una clásica preparación callejera que se dá a lo largo de Chile, las sopaipillas son unas pequeñas masitas hechas en base a zapallo, harina y luego fritas en aceite. Una unidad de esta tiene el valor de $200 pesos chilenos, y te la puedes comer acompañada de kétchup, mostaza o pebre, una versión chilena de del pico de gallo. Durante el invierno también las puedes degustar en versión dulce que se llaman “sopaipillas pasadas”, donde son remojadas en chancaca (jarabe dulce), que pueden ser parte del desayuno o el postre de cualquier comida!.

Fuente: www.chakula.cl

 

4. Cazuela – Es una sopa chilena como la sopa de pollo y fideos lo es para los Estados Unidos: es clásica y todos tienen su propia manera de prepararla. La cazuela puede estar hecha con diferentes tipos de carnes como mariscos, pero la más común es con carne o pollo. La carne de su elección, papas, zanahorias y otros vegetales se mezclan con un caldo de agua caliente y se cocina hasta que este lista, y luego todos eligen las presas y vegetales que quieren para su porción personal. La cazuela se puede comer durante todo el año, pero es más popular en la temporada de invierno.

Fotografía: Urban Adventure

 

5. Pastel de Jaiba – En las aguas del sur de Chile habitan una gran cantidad de cangrejos gigantes, que es el ingrediente estrella de este plato. El pastel de jaiba está mezclado con queso, pan y crema antes de ser horneado.

Fuente: www.mundodedulcinea.cl

 

6. Chacarero – Si hay una cosa que saben hacer los chilenos, es un buen sándwich y el chacarero es el mejor. Este sándwich fue nombrado como una de las preparaciones más impresionantes del mundo por la “Time Magazine” y es fácil de ver porque. Un pedazo grande de pan chileno se corta por la mitad y se le hecha mayonesa casera y otros condimentos, luego se le agrega un pedazo de carne o cerdo, rodajas de tomate y porotos verdes!. Lo porotos verdes resulta lo más extraño para los visitantes pero no sabrás lo importante que es en la preparación hasta que lo hayas probado!.

Fuente: www.seriouseats.com

 

7. Chorrillana – A los chilenos le encanta la fiesta, y cuando la entretención se acaba necesitas algo para amortiguar todo el alcohol. La chorrillana es la última comida después de una noche de fiesta: es un plato de papas fritas con salchichas cortadas en trocitos, carne, cebolla salteada y huevos fritos. Compartir con amigos este plato, es perfecto para terminar una noche en la ciudad!.

Fuente: www.viax.cl

 

8. Asado Patagón – Si estás planeando visitar la Patagonia o Torres del Paine durante tu estadía en Chile, necesitas hacerte el tiempo para disfrutar de un asado en la Patagonia. En el pasado cuando las pampas de la Patagonia fue colonizada por los baqueanos, la versión local de los cowboys. En vez de ganado, trabajaban con el pastoreo de ovejas cuya lana era muy apreciada en Europa. Durante los largos períodos de trabajo fuera de los ranchos se crearon los asados patagones, en el que se cocina durante 3 horas bajo las brasas el cordero y el cual se va humedeciendo constantemente con una mezcla de agua tibia , sal y ajo hasta que la carne este tierna y jugosa. Rematado con un buen vaso de vino bajo las estrellas tendrás la mejor experiencia de un asado patagón!.

Fuente: www.patagoniapordescubrir.com

 

9. Curanto – La preparación de este plato, que es nativo del archipiélago de Chiloé ubicado en el sur del país, es similar al tradicional clambake. Luego de llenar un hoyo con piedras calientes, que fueron calentadas bajo el fuego, el hoyo es cubierto por almejas, mejillones, morcilla, pollo, papas, milcao (un tipo de empanada de papa), vegetales que luego son cubiertos por una gran capa de hojas de nalcas que luego se dejan cocinar por bastantes horas. Cuando la preparación esta lista, las hojas son removidas y todos pueden empezar a disfrutar esta deliciosa preparación chilota!.

Fuente: www.nuevamujer.com

 

10. Pastel de choclo – El choclo es la parte de la dieta Chilena, por lo tanto una de las mejores preparaciones es un pastel en base a choclo! Similar al “budín de maíz”, el choclo es molido y trasformado en una pasta que luego es mezclada con con condimentos, carne molida de res, pedazos de pollo y huevos duros, cebolla y aceitunas negras que luego son horneados en un recipiente de greda. El resultado es un plato hogareño perfecto para los fríos días de invierno.

Fuente: www.enmicocinahoy.cl