Porque las Torres del Paine es un paraíso para la fotografía

Es conocida como la octava maravilla del mundo y existen varias razones. El Parque Nacional Torres del Paine, se encuentra ubicado en la región de Magallanes de la Patagonia Chilena y es uno de los lugares mas maravillosos paisajísticamente de la tierra, cubierto de montañas con cumbres de granito, glaciares azules, lagos prístinos, pampas y llanuras cubiertas de flora nativa y habitada por una especial fauna local. Todos estos espectaculares paisajes hacen que este sea un paraiso  para un viaje de foto safari. Si cuentas con un nivel avanzado o profesional y esperas expandir tu portafolio fotográfico, o un amateur con ganas de aprender más, o solo con ganas de aprender algo diferente, esta es una de las razones de porque Torres del Paine es el paraíso de la tierra para los fotógrafos!

Photography: Turismo Chile

 

1. Diversidad de terrenos y formaciones geológicas – Quieres montañas con cumbres que parezcan los “rocky mountains” con esteroides? En este lugar lo tienes. Estas buscando ver algunos glaciares? Están justo ahí. Quieres ver antiguos y milenarios bosques? No hay problema los encontrarás aquí. Llanuras moldeadas por el viento? También. Lagos? Ríos? Valles? Torres del Paine lo tiene todo. Para los fotógrafos, visitar un lugar que tiene una amplia gama de paisajes, que pueden elegir el ticket de oro, ya que fácilmente podrán experimentar textura, balance de luces, color y mucho más, sin largos tramos en auto para tomar fotografías en cada locación. Aunque el acceso a algunos lugares en las Torres del Paine como la parte de atrás del Macizo Paine, requiere uno a dos días de caminata intermedia, mucho de los lugares más populares del parque se pueden recorrer en unas pocas horas.

Photography: Turismo Chile

 

2. Tiempo variable – El tiempo puede ser el mejor amigo de un fotógrafo o el peor enemigo,  donde Torres del Paine es conocida por sus vientos y a veces un impredecible pronóstico del tiempo, pero donde hay malos días también hay buenos. Los fuertes vientos pueden ocasionar algunas dificultades al momento de ocupar un trípode pero a la vez estos generan espectaculares nubes sobre las montañas, creando increíbles pasiajes para tomar fotográficas. La lluvia o nieve puede trasformar el paisaje permitiendo imágenes únicas que muestran el parque de diferentes maneras. Y por supuesto si visitan el parque fuera de la temporada alta, en invierno, primavera o otoño pueden obtener impresionantes fotografías estacionales (siendo el otoño especialmente ideal para las fotografías del follaje y paisaje colorido contra las montañas). Y claro, tan solo en minutos el clima puede resultar malo pero también se puede despejar y aparecer un espectacular día. Un poco de paciencia y perseverancia frente a las condiciones climáticas ya que este lugar es uno de los primeros destinos en la lista para una sesión fotográfica.

 

3. Oportunidades estelares para observar vida salvaje de cerca – Torres del Paine no es solo un lugar increíble para la fotografía de paisaje; también es un espectacular lugar para observar vida salvaje nativa en su estado natural y disponible para captar esos momentos! Manadas de guanacos recorren durante todo el año las pampas del parque y pueden ser fácilmente identificadas, también es fácil avistar cóndores, Darwin Rhea (un ave grande que es similar a una avestruz o emu), zorro rojo y y gris también son frecuentes. Pero también hay avistamientos que resultan más difíciles pero pueden tener la oportunidad de ver, como los Huemules, un pequeño ciervo que aparece en el escudo chileno, o la joya más esperada el puma! Los pumas pueden pasar algunas horas de relajo en las pampas o escondidos esperando atacar su presa, prefecto para una buena toma!

Photography: Justin Hoffman

 

4. Paz y tranquilidad les permitirá experimentar su hobby – No hay nada mejor que contar con tiempo de calma y rodeado de naturaleza para pasar horas experimentando diferentes ángulos, lentes y tiempos en las tomas fotográficas. A pesar de que Torres del Paine es uno de los destinos de trekking más cotizados del momento, en los alrededores existen varios lugares y senderos que se encuentran más alejados y a los que no llegan las grandes multitudes. Entonces si amas viajar a lugares remotos y tranquilos, este es el lugar perfecto.

 

10 comidas y tragos que solo podrás probar en Chile

Gracias a la herencia cultural y mezcla de las influencias indígena, hispana y europea, la gastronomía chilena se ha convertido en una de las puesta en escena más interesantes del continente. Utilizando productos locales como la palta, choclo, abundantes mariscos extraídos de los 4,270 km de costa, y sabores nativos como el fruto maqui o el merquén (ají cacho de cabra) los chilenos producen una gran variedad de platos únicos que destacan los sabores de cada región, pero hay algunas preparaciones clásicas que son amadas en todo el país. Aquí les dejamos 10 ejemplos de las mejores comidas y tragos chilenos que necesitas probar si visitas Chile!.

Fuente: Turismo Chile

 

1. Mote con huesillo – De apariencia extraña pero considerado un jugo refrescante, perfecto para la temporada de verano! el “mote con huesillo” contiene una parte liquida y una parte sólida. El líquido esta hecho en base a jugo de durazno deshidratado mezclado con agua y endulzado con azúcar y canela. Una vez lo suficientemente helado se sirve en un vaso de plástico y se le agrega un par de duraznos deshidratados y granos de mote. Este jugo dulce es ideal para todas las edades y uno de los lugares en que mejor lo preparan es en el Cerro Santa Lucía.

Fuente: www.brchile.com

 

2. Pan Marraqueta – En chile, el pan fresco es parte de la vida cotidiana de todos. En la mañana o vuelta del trabajo a casa los chilenos se detienen en alguna panadería del barrio a comprar pan para la noche o el día siguiente, y el pan más popular en Chile es la Marraqueta. Súper fácil de preparar y compartir, la marraqueta es excelente para preparar sándwich o  disfrutarlo con mantequilla o palta chilena en la “once” (Hora del té), una tradición de las tardes chilenas que en lugar de comer se reúnen en una mesa a disfrutar de un rico té y pan, momento en que todos comparten sus experiencias del día.

Fuente: www.enmicocinahoy.cl

 

3. Sopaipillas – Una clásica preparación callejera que se dá a lo largo de Chile, las sopaipillas son unas pequeñas masitas hechas en base a zapallo, harina y luego fritas en aceite. Una unidad de esta tiene el valor de $200 pesos chilenos, y te la puedes comer acompañada de kétchup, mostaza o pebre, una versión chilena de del pico de gallo. Durante el invierno también las puedes degustar en versión dulce que se llaman “sopaipillas pasadas”, donde son remojadas en chancaca (jarabe dulce), que pueden ser parte del desayuno o el postre de cualquier comida!.

Fuente: www.chakula.cl

 

4. Cazuela – Es una sopa chilena como la sopa de pollo y fideos lo es para los Estados Unidos: es clásica y todos tienen su propia manera de prepararla. La cazuela puede estar hecha con diferentes tipos de carnes como mariscos, pero la más común es con carne o pollo. La carne de su elección, papas, zanahorias y otros vegetales se mezclan con un caldo de agua caliente y se cocina hasta que este lista, y luego todos eligen las presas y vegetales que quieren para su porción personal. La cazuela se puede comer durante todo el año, pero es más popular en la temporada de invierno.

Fotografía: Urban Adventure

 

5. Pastel de Jaiba – En las aguas del sur de Chile habitan una gran cantidad de cangrejos gigantes, que es el ingrediente estrella de este plato. El pastel de jaiba está mezclado con queso, pan y crema antes de ser horneado.

Fuente: www.mundodedulcinea.cl

 

6. Chacarero – Si hay una cosa que saben hacer los chilenos, es un buen sándwich y el chacarero es el mejor. Este sándwich fue nombrado como una de las preparaciones más impresionantes del mundo por la “Time Magazine” y es fácil de ver porque. Un pedazo grande de pan chileno se corta por la mitad y se le hecha mayonesa casera y otros condimentos, luego se le agrega un pedazo de carne o cerdo, rodajas de tomate y porotos verdes!. Lo porotos verdes resulta lo más extraño para los visitantes pero no sabrás lo importante que es en la preparación hasta que lo hayas probado!.

Fuente: www.seriouseats.com

 

7. Chorrillana – A los chilenos le encanta la fiesta, y cuando la entretención se acaba necesitas algo para amortiguar todo el alcohol. La chorrillana es la última comida después de una noche de fiesta: es un plato de papas fritas con salchichas cortadas en trocitos, carne, cebolla salteada y huevos fritos. Compartir con amigos este plato, es perfecto para terminar una noche en la ciudad!.

Fuente: www.viax.cl

 

8. Asado Patagón – Si estás planeando visitar la Patagonia o Torres del Paine durante tu estadía en Chile, necesitas hacerte el tiempo para disfrutar de un asado en la Patagonia. En el pasado cuando las pampas de la Patagonia fue colonizada por los baqueanos, la versión local de los cowboys. En vez de ganado, trabajaban con el pastoreo de ovejas cuya lana era muy apreciada en Europa. Durante los largos períodos de trabajo fuera de los ranchos se crearon los asados patagones, en el que se cocina durante 3 horas bajo las brasas el cordero y el cual se va humedeciendo constantemente con una mezcla de agua tibia , sal y ajo hasta que la carne este tierna y jugosa. Rematado con un buen vaso de vino bajo las estrellas tendrás la mejor experiencia de un asado patagón!.

Fuente: www.patagoniapordescubrir.com

 

9. Curanto – La preparación de este plato, que es nativo del archipiélago de Chiloé ubicado en el sur del país, es similar al tradicional clambake. Luego de llenar un hoyo con piedras calientes, que fueron calentadas bajo el fuego, el hoyo es cubierto por almejas, mejillones, morcilla, pollo, papas, milcao (un tipo de empanada de papa), vegetales que luego son cubiertos por una gran capa de hojas de nalcas que luego se dejan cocinar por bastantes horas. Cuando la preparación esta lista, las hojas son removidas y todos pueden empezar a disfrutar esta deliciosa preparación chilota!.

Fuente: www.nuevamujer.com

 

10. Pastel de choclo – El choclo es la parte de la dieta Chilena, por lo tanto una de las mejores preparaciones es un pastel en base a choclo! Similar al “budín de maíz”, el choclo es molido y trasformado en una pasta que luego es mezclada con con condimentos, carne molida de res, pedazos de pollo y huevos duros, cebolla y aceitunas negras que luego son horneados en un recipiente de greda. El resultado es un plato hogareño perfecto para los fríos días de invierno.

Fuente: www.enmicocinahoy.cl

 

 

Como experimentar lo mejor de Chile en una semana

Cuando se trata de visitar Chile, es difícil saber por dónde empezar. Con tantas cosas diferentes por hacer, lugares que visitar, puede ser difícil planificar un viaje que incluya los atractivos más destacados de una región o zona especifica, como los valles centrales. Conocer la capital de Santiago, la Cordillera de los Andes, viñedos y bordes costeros frente al mar, resultan muchos destinos para realizar en un viaje corto. Pero hay una manera fácil de experimentar algunas de las mejores actividades y lugares de interés en sólo una semana!. Nuestro “Ski Portillo, Santiago y Valparaíso – 7 días” conecta alguno de los destinos más atractivos sin hacerlo un viaje abrumador, en el que conocerán parte importante del valle central de Chile. Así es cómo lo hacemos!.

 

Comenzar explorando los barrios históricos y arquitectura modernas de la ciudad de Santiago – fundada en 1541 por el conquistador español Pedro de Valdivia, considerada  una de las ciudades más históricas de América del sur, en los últimos años se ha convertido en un importante centro de innovación y tecnología, arte, gastronomía, cultura, vida nocturna y destino de compras. Para realmente conocer Santiago, se empieza por conocer el centro de la ciudad, donde se encuentra ubicado el Palacio presidencial La Moneda, la Plaza de Armas en la que se puede ver la catedral nacional, ver otros ejemplos clásicos de la arquitectura de Santiago y aprender sobre la historia de la ciudad. Santiago es una gran ciudad para caminar, así que después de pasar tiempo en el centro de esta, visitarán otros barrios como el bohemio Bellavista, famoso por el arte callejero, con gran variedad de cafés y en el que se encuentra la casa de Pablo Neruda; o el barrio Lastarria, con edificios de estilo europeo, galerías de arte y excelente gastronomía. Cada barrio revela algo diferente y característico de la ciudad,  desde el distrito de negocios ubicado en la comuna de Las Condes (también conocido como “Sanhattan”) a la vibra artística de Bellavista o Barrio Italia. Luego, disfrutarán de una comida o almuerzo en el mercado Central y La Vega, ambos reconocidos por su riqueza de pescados y mariscos frescos y después tomarán un funicular en el  Cerro San Cristóbal para ver la ciudad desde arriba y obtener una mejor vista de la Cordillera de los Andes. Si quieres ir aún más alto, puedes visitar la Gran Torre, del edificio más alto de América del sur “Costanera Center” y tomar el ascensor hasta el último piso, con la vista quedarás con la boca abierta!.

 

Luego el destino será fuera de la ciudad para ir a una cata de vinos en uno de los mejores viñedos orgánicos de Chile central – ahora que conociste la capital de Chile, es tiempo de ver lo que ofrecen los valles centrales. Santiago se encuentra aproximadamente a una hora y media de la costa Pacífico, el camino pasa por el hermoso valle de Casablanca, hogar de algunas de las bodegas más prestigiosas y de alta gama del país. Chile es famoso por sus tintos como Cabernet Sauvignon, quebradizos blancos como el Sauvignon Blancs y mezclas, y la mayoría de los viñedos ofrecen excursiones, que permiten conocer el proceso y degustar sus diferentes variedades de vinos. Una obligada visita es a la viña Emiliana, ubicada en el valle de Casablanca, viñedo orgánico que no utiliza pesticidas, plantas y cosechas por el calendario biodinámico y utiliza animales como gallinas que permiten deshacerse de las plagas y proporcionan el estiércol para utilizarlo como fertilizante. Después de recorrer el viñedo y aprender todo acerca de la manera sustentable y en armonía con la naturaleza con que trabajan, podrán disfrutar de una cata de vinos fabricados en la viña.

 

Pasar un día conociendo la especial ciudad puerto de Valparaíso – entonces, después del tour de vinos y degustación, continuarán el viaje hacia el Océano Pacífico y la ciudad de Valparaíso. Declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, Valparaíso es conocida  como el San Francisco de América del sur o la joya del Pacífico debido a su vibrante arte callejero, sus pintorescas casas, colinas costeras, escaleras empinadas y fascinante historia como uno de los puertos más importantes de América del sur. A través de un recorrido por las calles en trolebús conocerán el barrio histórico del puerto y otros lugares de interés como el Reloj Turri y Plaza Victoria. Los cerros más populares para visitar son el Cerro Alegre y Cerro Concepción, ya que cuentan con el mejor arte callejero y murales y son el ejemplos en la arquitectura clásica mejor conservada de Valparaíso, con casas cubiertas de planchas de hierro corrugado pintadas de colores brillantes, con impresionantes vistas hacia el océano y los otros cerros de la ciudad. Cuentan con interminables escaleras y callejones en diferentes direcciones en las que se pueden encontrar tiendas, galerías de arte, cafés, restaurantes y mucho más. Entonces, asegúrate de terminar el día con un almuerzo de pescados y mariscos frescos en algún restaurante local.

 

Terminar con unos días de esquí en las montañas de los Andes – ahora que has llegado a conocer los tesoros culturales y gastronómicos de los valles centrales,  es hora de experimentar algo de acción y adrenalina a las afueras de Santiago y  en las montañas de los Andes. Hay varios centros de esquí que se encuentran a una hora de la capital, pero uno de los mejores es el centro Ski Portillo. Ubicado en el borde de un lago y rodeado de imponentes cerros, Portillo es mundialmente conocido por su esquí alpino, con 35 canchas, 14 andariveles, con pistas en que los niveles de dificultad varían desde principiante a avanzado, ski fuera de pista y un montón de otras actividades y servicios que sin lugar a duda los mantendrá  ocupado. Cuando no estén esquiando podrán utilizar el spa, la piscina climatizada exterior,  jacuzzis, saunas, yoga, gimnasio, el centro de entretenimiento, restaurante y más. ¡Incluso pueden intentar el heli-ski!. Con opciones para  alquiler esquí y tomar clases, Portillo cuenta con todo lo necesario para pasar unos días disfrutando de nieve de excelente calidad y pasar horas de esquí abajo la cordillera de los Andes.

 

Para explorar Santiago, disfrutar de catas de vinos, visita a la ciudad de  Valparaíso y luego esquiar en los Andes, podrán experimentar lo mejor de Chile central en apenas una semana! ¡Conozca más sobre nuestro Ski Portillo, Santiago y Valparaíso – 7 Días aquí!

Las mejores 6 cosas que se pueden hacer en Valparaíso

Situada sobre colinas costeras y a sólo una hora y media de Santiago, se encuentra ubicada la ciudad de Valparaíso, conocida como el San Francisco de Sudamérica por sus coloridas casas, estilo de vida bohemio, famosa a nivel mundial por el “street art” y empinados caminos y escaleras que suben hasta los diferentes cerros. Debido a su pasado, con un importante puerto en la ciudad, su cultura y arquitectura y reputación como un paraíso del arte callejero, ganó la distinción de ser declarada una ciudad Patrimonio de la humanidad en el 2003 por la UNESCO y a la vez es considerado uno de los mejores lugares para visitar en Chile.Aunque se recomienda quedarse unos días en la ciudad, , con nuestro Full Day “Valparaíso & vinos” es fácil visitar y observar lo mejor de esta joya del Pacífico en sólo un día!

 

1.Dar un paseo en un trole bus – mientras pasean por las calles de la ciudad, podrán observar los cables eléctricos color crema y verdes que permiten su funcionamiento y el interior del coche con asientos de cuero gastado e iluminado con luces cálidas.Se ven como algo sacado de la década de 1950, una reliquia de una época pasada. Son los trole bus famoso patrimonio de la ciudad de Valparaíso considerado el segundo sistema de transporte más antiguo en América del sur. La mayoría de los tranvías fueron elaborados por la empresa Pullman-estándar y gracias a su importancia histórica facilito la declaratoria de ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.Se pueden subir a bordo en la estación de autobuses Avenida Alemania en el que deberán pagar 270 pesos (unos 50 centavos USD) disfrutando de un paseo por las calles de la ciudad, pasando por monumentos como el Reloj Turri, la Plaza Victoria, Plaza Sotomayor donde se encuentra ubicada la Armada de Chile.

 

2.Caminar para ver en el street art – Valparaíso es la capital del arte callejero en Chile y el cerros Alegre y Concepción son un excelente ejemplo para encontrar este tipo de representaciones artísticas, que cubren las paredes de varios edificios y casas. Pasear por las calles de piedra,  pasar la tarde, verán desde colibríes gigantes, a una escalera pintado con teclas de piano, a ver el famoso mural “no somos hippies, somos happies”, hasta un homenaje a Vincent Van Gogh. Artistas provenientes de diferentes partes de Chile y el mundo, vienen a plasmar su arte en los murales de la ciudad, junto a una amplia variedad de estilos con colores brillantes, exuberantes, y en el que siempre hay nuevas piezas para descubrir. También se pueden aventurar a explorar el museo abierto al aire libre en el Cerro Bellavista, justo abajo donde se encuentra ubicada la casa de Pablo Neruda, donde se pueden ver 20 murales creados por artistas de Chile y otros países de América del sur.

 

3.Explorar el Cerro Alegre y Cerro Concepción – estos dos cerros son los más populares para visitar en Valparaíso, ya que son algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura que caracteriza a la ciudad. Las casas, se cubren de planchas metálicas corrugadas que está pintadas de diferentes colores brillantes – estas se construyeron en base a un estilo alemán/europeo, legado que dejó la enorme cantidad de inmigrantes provenientes de Europa en la década de 1800. Todas las casas se encuentran intersectadas por pasajes ocultos y escaleras llenas de cafés, galerías de arte, tiendas y arte callejero en la que podrían caminar durante horas y aún así les faltaría tiempo para recorrer todos los callejones. Desde los miradores en el Paseo Gervasoni y Paseo Atkinson, se pueden ver unas vistas impresionantes del mar y los cerros de los alrededores. Si usted está buscando un lugar para experimentar  el arte, la cultura Bohemia, las casas de colores  en Valparaíso – estos son los cerros perfectos para explorar.

 

4.Paseo en los ascensores entre el plan de la ciudad y los cerros – uno de los iconos de Valparaíso son sus ascensores. Los coches, circulan por las colinas a menudo, pintados en llamativos colores que coinciden con el de las casas de la ciudad, o hasta con arte callejero del lugar. Por 100 pesos (16 centavos USD), puedes tomar el corto trayecto que conecta de manera vertical los cerros con el plan de la ciudad, desde donde se pueden apreciar hermosas vistas de los alrededores. Tiempo atrás, la ciudad contaba con 26 ascensores operativos, pero hoy en día, sólo los de los cerros más populares se encuentran en funcionamiento. Dos de los más populares se encuentra el ascensor  “Reina Victoria” y “El Peral”, ubicados en el Cerro Alegre.

 

5.Visitar la casa de Pablo Neruda – “Valparaíso, qué disparate eres, qué loco puerto loco.” Así comienza la Oda de Pablo Neruda a su amada ciudad puerto, donde decidió construir una de sus tres casas. Conocida como La Sebastiana, es una casa de varios pisos que se ubica en el Cerro Florida con vista a la bahía. Los diferentes  pisos cuentan con muchos elementos que Neruda adquirió durante sus viajes, como un caballo de madera procedente de un carrusel en París y un antiguo mapa del mundo. Se puede circular entre piso y piso y aprender sobre las diferentes antigüedades, artefactos y sobre la vida de  Neruda, ver su dormitorio, sala de estar y estudio de escritura, espacios que ofrecen amplias vistas del océano y la ciudad.Cada habitación y cada elemento dentro de estas ofrecen una visión de la vida de uno de los escritores más importantes de Chile, que, además de su poesía, tuvo una impresionante carrera como diplomático.

6.Disfrute de algunos mariscos chilenos en barrio del puerto – con más de 4.300 kilómetros de Costa, los chilenos saben preparar los mariscos. Como importante ciudad puerto, Valparaíso está repleto de restaurantes, muchos que se remonta al apogeo de la ciudad entre los años 1800s y 1900s como el reconocido restaurante “Cizano” – que ofrece frescas preparaciones considerados un clásico de los platos chilenos que se sirven durante todo el año: machas con queso parmesano (almejas con parmesano); Chupe de jaiba (sabroso pastel de cangrejo, hecho con jaiba, queso, crema y pan); Paila marina (guiso de mariscos chilenos); erizos de mar y los peces del día en distintas preparaciones.Pero en cualquier restaurante en el barrio puerto, con la comida y un vaso de vino blanco: usted no se decepcionará.

Foto por Turimos Chile

6 Viajes que se pueden hacer desde Santiago

Con sus museos, parques, restaurantes y tiendas, Santiago tiene mucho que ofrecer durante la estancia de los visitantes. Pero a todo el mundo le gusta salir de la ciudad de vez en cuando, y debido a su ubicación, Santiago se encuentra cerca de las montañas de los Andes, valles vinícolas y el océano pacifico, destinos que pueden visitar por el día. Si su interés es el senderismo, pasar un día en la playa, ir a una cata de vinos, o explorar ciudades mineras abandonadas (un nicho interés especial, pero que vale la pena!), estas seis opciones de viajes de un día desde Santiago son una buenas maneras de conocer los paisajes, cultura, gastronomía e historia de Chile Central.

 

1.Valparaíso y Viña del Mar – El Océano Pacífico se encuentra a una hora y media de la capital, así que si estás buscando marisco fresco, vistas hacia el puerto, y la oportunidad de combinar playa y aprender sobre historia de Chile, vale la pena visitar estas dos ciudades costeras. Viña del Mar, es uno los balnearios más famosos de Chile central, se trata de festejar: se puede pasar el día tomando el sol en la playa, visitar el famoso reloj de flores,  el museos Castillo Wulff y Fonck, o probar suerte en el casino. Luego, pueden tomar un colectivo (taxi local) y en 10 minutos llegar a la ciudad de Valparaíso, joya del del Pacífico desde el Viña arenoso y bohemio. Aquí, ascensores históricos te llevan a los diferentes cerros de la ciudad para ver las famosas casas, que han sido pintadas de diferentes y vibrantes colores, acompañadas de algunos de los mejores pinturas urbanas de América del sur. Es una gran ciudad para explorar el Cerro Alegre y Concepción, ambos cerros considerados de los mejores ejemplos para observar la arquitectura clásica de Valpo y arte callejero, así como disfrutar de increíbles cafeterías y tiendas, y después visitar el museo La Sebastiana, peculiar casa de Pablo Neruda ubicada en el Cerro Florida. Luego se puede terminar el día con una comida en algún restaurante local con excelente marisco; como la paila marina (guiso de mariscos), chupe de jaiba (pastel de jaiba) o el pescado fresco del día (pescado u otro) siempre serán grandes elecciones.

 

2.País del vino chileno – Si eres un amante del vino, tienes mucha suerte: Santiago está a sólo unos pocos kilómetros de los mejores valles vitivinícolas de Chile, es decir, Casablanca y Colchagua, rodeadas de montañas y pisos de los valles cubiertos por algunos de los mejores cultivos y  vinos del país como el Carmenere, Cabernet Sauvignon y Chardonnay. Pasar un día tranquilo visitando bodegas locales como Clos de Apalta en Colchagua o Bodegas RE en Casablanca, donde aprenderán sobre la historia de la vitivinicultura en Chile, así como sobre los procesos de elaboración de los diferentes y únicos vinos de cada viñedo,  explicación que será entregada por los guías expertos en el tema según el tour que tomen. Cada recorrido consta de  degustaciones de algunos de los vinos más ejemplares de la viña. ¡Salud!

Fotografía del Ski Portillo Resort

 

3. Esquí en los Andes – con pistas épicas y unas vistas impresionantes desde diferentes lugares de la cordillera de los Andes de América del sur, algunos de los mejores lugares del mundo para el esquí alpino se encuentra en las cercanías de Santiago en la cordillera en Valle Nevado y el centro de esquí de Portillo. Ambos centros cuentan con buen alojamiento y servicios como restaurantes y pista de esquí, su proximidad a Santiago (Portillo se encuentra alrededor de 2 horas de distancia, Valle Nevado aproximadamente 90 minutos) es súper fácil para que usted pueda alojarse en la ciudad pero pasar sus días en las laderas nevadas. Ambos resorts cuentan con un registro anual de alrededor  24 pulgadas de nieve y tienen un total de 79 pistas (y  fuera de pista) así como ascensores, una variedad de pistas para todos desde principiantes hasta avanzados, tiendas de alquiler y sitios de heli-ski, snowboard y freestyle.

 

4.Cajón de Maipo – a una hora de Santiago, donde se puede practicar senderismo, rafting, pesca con mosca, escalada en roca, paseos a caballo, o simplemente disfrutar de naturaleza desde un coche? La respuesta es de cajón de Maipo. Este valle montañoso ubicado en el sureste de la ciudad es un paraíso de cumbres, ríos, lagos, bosques, volcanes y glaciares, patio de la mejor aventura al aire libre. Actividades comunes incluyen excursiones a los glaciares El Morado y San Francisco, visitas al Embalse El Yeso, relajos en las aguas termales del Plomo o Baños Morales, rafting en el río Maipo, senderismo a la cascada de Yeso y exploración a pequeños pueblos como Pirque, el que cuenta con alguno de los mejores Cabernet Sauvignon de Chile. El valle también es famoso por sus productos locales, como chocolates, pasteles y empanadas y a la vez un gran lugar para la compra de artesanía.

 

5. Parque Nacional la Campana – Para una caminata sencilla por el día cerca de Santiago que no está en la Cordillera, La Campana es la mejor opción para ver épicas vistas y riqueza de flora y fauna, como la palma chilena, una especie en peligro que a crecido en todo el país pero ahora solo existe en pequeñas zonas. Famoso por ser el sitio del Cerro La Campana (campana de la montaña) que fue escalado por Charles Darwin en 1834, este Parque Nacional y Reserva de la Biosfera declarado por la UNESCO, alberga fauna autóctona como zorros, pumas, aves, chingues (mofetas) y mariposas. La caminata ofrece hermosas vistas de la campana, la oportunidad para visitar una cascada de casi cien pies de altura y una placa dedicadas al trekking de Darwin. Si desea continuar hacia la cumbre sobre los 6.000 pies sobre el nivel del mar, tendrán increíbles vistas de las montañas y valles circundantes y en días claros se puede ver hasta el Océano Pacífico en una dirección y montaña del Aconcagua en Argentina por el otro lado.

Fotografía de Gabriel Britto

 

6. Ciudad minera de Sewell – Conocida como la ciudad de las escaleras, este patrimonio de la humanidad ofrece una fascinante visión acerca de la explotación minera de cobre, una de las principales tradiciones de Chile. Fundada en 1905 por la compañía Braden Copper, propiedad y operado por el El Teniente mina de cobre (la más grande del mundo), esta ciudad, albergaba a más de 15.000 trabajadores y a sus familias, fue construida en las empinadas laderas de los Andes a más de 2.133msnm. Esto hace que sea inaccesible por vehículos, por lo que los edificios pintados de brillantes colores con terraza en pendiente, se encuentran todos conectados mediante escaleras. Cerró en la década de 1970, fue salvada de la demolición por el gobierno de Chile y luego la UNESCO, pudiéndose visitar solo en tours privados. Situado cerca de dos horas de Santiago, es un poco más de una trekking de un día, pero merece la pena conocer una de las ciudades históricas mineras chilenas.

 

 

 

4 Senderos que puedes hacer en Patagonia que no son del circucito “W”

Si te gusta el trekking y piensas visitar la Patagonia algún día, lo más probable es que en tu lista de trekking se encuentre como primera opción el circuito de la W en Torres del Paine. Pero en los últimos años, con el aumento de visitas a Chile y a la Patagonia debido a sus senderos de clase mundial y variedad de trekkings, el circuito la “W” se ha convertido en hacinamiento y un lugar demasiado frecuentado durante los meses de temporada alta de diciembre a febrero. Para las personas que buscan viajar a la Patagonia, estar en contacto con la naturaleza y alejarse de las multitudes, la experiencia de estar aislado y solo puede ser arruinado por la cantidad de visitantes. Por suerte, existe un montón de otros senderos en la Patagonia, desde la zona norte en el distrito de lagos hasta las lejanas islas de Tierra del Fuego, que puede satisfacer sus ganas de aventura.

 

1.Dientes de Navarino – El circuito, se encuentra situado en la isla de Navarino en Tierra del Fuego y es llamado diente- por el aspecto de la cadena de la montaña de la isla. Es un circuito que no cuenta con infraestructura de rastro, por lo que los excursionistas deben traer todo su equipo de camping y senderismo, convirtiéndolo en un perfecto viaje de varios días para aficionados de actividades al aire libre. Cuatro días de duración y 53 kilómetros de pista accidentada y aislada, el camino pasa por valles, bosques Magallánicos subpolares, turberas, lagos y ríos, y finalmente se pueden observar los picos montañosos en el paso de Virginia el que consta de increíbles vistas hacia el canal Beagle y las montañas y fiordos de Tierra del Fuego y Cabo de Hornos. Para los excursionistas que disfrutan la naturaleza pura, y realizar recorridos que pocas personas han hecho antes, la caminata de Dientes es un gran reto.

Los hechos

Dónde: Isla Navarino, Tierra del Fuego, lado chileno

Duración: 53 kilómetros (aproximadamente 4 días)

Cuándo ir: noviembre a marzo

Nivel de dificultad: avanzado

Por qué hacer el viaje: hermosas vistas hacia fiordos y montañas, naturaleza virgen, aislada y desconocida para la mayoría de los visitantes de la Patagonia

 

 

2.Cerro Castillo – Los fanáticos del trekking Dientes de navarinos y de rutas de senderismo poco frecuentadas, les encantará este menos conocido pero espectacular trek de cuatro días en la región de Aysén. Cerro Castillo, llamado así por la formación de rocosa que marca el pico más alto de la Cordillera Central (2.320 metros) recién nombrado Parque Nacional tiene todas las atracciones de Torres del Paine, imponentes picos, extensos glaciares y hermosas vistas hacia lagos y pasos montañosos, pero sin multitudes. El sendero se puede acceder desde diferentes lugares, permitiendo excursiones de día, pero el estándar multi-día de rutas de senderismo es de aproximadamente 62 kilómetros (38,5 millas), el principal atractivo de la caminata comienza con una vista de la montaña sobre la brillante agua color turquesa de la Laguna Cerro Castillo. Aislado y con una infraestructura muy básica en los campings y a lo largo de la ruta, la caminata se recomienda definitivamente para excursionistas expertos que no les complique pasar muchos días solo en territorios más aislados. Pero las vistas, la tranquilidad y la oportunidad de ver vida silvestre de difícil avistamiento como huemul ciervos y pumas hace que esta excursión valga la pena.

Los hechos

-Lugar: Región de Aysén, Chile

-Duración: 62 kilómetros (aproximadamente 4 días)

-Cuándo ir: noviembre a febrero  (temporada alta)

-Nivel de dificultad: Intermedio a avanzado

-Por qué hacer el viaje: vistas hacia escarpadas montañas y lagos, grandes oportunidades para ver vida salvaje, poca gente.

Photography @chile_magico

 

3.Ruta de Darwin – Este sendero, que se extiende por tierra y mar, sigue la ruta del famoso naturalista Charles Darwin por el archipiélago fueguino a través de su primera navegación en 1832 a bordo del Beagle en su segundo viaje en el que se puso en contacto con la tribu yaganes. Enamorado de la riqueza y biodiversidad de la región, que se puede observar gracias a la abundancia de fauna y flora marina, las aves y los bosques de miniatura de musgos y líquenes – las observaciones que Darwin hizo en su viaje a través de Tierra del Fuego ayudaron a formular sus ideas sobre la evolución, haciendo de esta ruta un destino ideal para los excursionistas con un interés en la botánica, la biología y la historia. El camino, pasa a través de varias vías fluviales como los canales Beagle y Murray, también incluye caminatas cortas y relativamente fáciles hacia miradores interiores desde el que Darwin pudo observar los paisajes, como el camino hacia un mirador con vista hacia la hermosa bahía de Wulaia, el aterrizaje del sitio  Beagle  que cuenta con una historia sobre los conflictos  entre los europeos y los nativo yaganes.

Los hechos

-Lugar: Tierra del Fuego, Chile y la Isla Navarino

-Cuánto tiempo: 2-3 días

-Cuando ir: noviembre a marzo

-Nivel de dificultad: fácil a intermedio

-Por qué hacer el viaje: Considerarse una isla remota, con impresionante fauna y flora marina

Photography Daniel Osorio

 

4.Valle de Cochamo – cuando la mayoría de la gente piensa en caminata en los hermosos lagos de Chile, piensan de Huilo Huilo. Pero este valle, situado aproximadamente a dos horas de Puerto Montt, es lugar de inicio de bellos senderos de la región. El Valle de Cochamo, conocido como el Yosemite de Chile sólo es accesible a través de una caminata de 4 a 6 horas que te lleva a el corazón de este paraíso, rodeado de antiguos bosques, ríos de aguas cristalinas y verdes pampas. Debido a la forma del valle, el sendero no presenta dificultades; más bien, existen caminata en el valle y una serie de alojamientos para acampar e ir de excursiones por el día a diferentes áreas y puestos de observación, como el camino del Arcoíris y una caminata de 5 horas que los llevará a lugares con impresionantes vistas de la Cumbre. Debido a la remota ubicación del valle, los caminos y el camping cuentan con instalaciones básicas, lo que es un excelente destino para los amantes de actividades al aire libre y caminos desafiantes. Los acantilados de granito puro, pueden elevarse hasta 1.000 metros de alto, que también han convertido el valle en un destino internacional para los escaladores de roca.

Los hechos

-Lugar: Región de Los Lagos, Chile

-Duración: 4-6 horas (10 kilómetros) al camping de La Junta en el Valle

-Cuándo ir: noviembre a mediados de abril

-Nivel de dificultad: Intermedio a avanzado

-Por qué hacer el viaje: senderos remotos, buenas paredes para la escalada, aislado desierto, montañas de cúpula de granito.

El encanto de Valvidia, la perla del río

La ciudad de Valdivia es una de las ciudades más antiguas de Chile (fundada en 1552) y es a veces conocida como “la perla del sur”. Pero ¿qué hace de Valdivia un lugar único como una “perla”? ¿Es el encanto de Valdivia algo que podríamos poner en palabras? Probablemente no, pero si vas a estos lugares, podrás averiguar por qué la llaman así.

valdivia kayaking

Ríos:

Valdivia es una ciudad fluvial, por lo que, para entender la magia del lugar, debes visitar sus ríos. Puedes caminar a lo largo de la orilla del cauce por “Costanera Arturo Prat” y ver que hay un montón de jardines y bancos sólo para contemplarlo … ¡porque no es sólo un río! Es el lugar donde la ciudad toma su vida (por ejemplo, donde la gente practica el remo y los lobos de mar toman una siesta).

valdivia city

Isla Teja y jardín botánico:

Una de las cosas más sorprendentes en Valdivia es su conexión con una pequeña isla llamada “Isla Teja”. Este lugar (anteriormente perteneciente a una sola persona) es el hogar de una de las universidades más importantes de Chile (Universidad Austral), algunos museos y un hermoso jardín botánico con alrededor de 950 especies de plantas diferentes.

¡Puedes pasar un día entero explorando los jardines!

valdivia market

Mercado Fluvial:

Uno de los atributos característicos de la ciudad de Valdivia es su mercado fluvial, que se encuentra a la orilla del río cerca del “Puente Pedro de Valdivia” que conecta Valdivia con la Isla Teja. En este mercado (abierto temprano en la mañana) se pueden comprar diferentes tipos de alimentos, como verduras, queso, pescado o marisco en general. Además, puedes encontrar artesanías típicas. Sin embargo, es el pescado ahumado, especialmente salmón ahumado, la atracción principal para el turista.

3397_104977915

Sistema de Fuertes de Valdivia:

Valdivia, como dije, es una ciudad antigua. Hace mucho tiempo, fue un lugar estratégico para la colonización española, como se puede ver por sus fortalezas ubicadas en el río Cruces, la bahía de Corral y la propia Valdivia. Si quieres explorar este lado de la historia de la ciudad, te divertirás mucho porque hay al menos 10 lugares diferentes relacionados con las fortificaciones españolas.

Valdivia_Cecinas Artesanales

Y, por último, la comida y la bebida:

(Este no es un lugar específico, pero ¡está directamente relacionado con el encanto de Valdivia!). Esta ciudad es un rico lugar gastronómico con algunas raíces en la cocina alemana y la cocina española, pero lo más importante, tiene una fuerte influencia del río y el mar (se puede comer diferentes tipos de pescado, pero el salmón es una de las mejores opciones aquí). Además, puedes deleitar tu paladar bebiendo diferentes tipos de cervezas artesanales. ¡Todo lo que debes hacer es venir y disfrutar del encanto de Valdivia!