fbpx
TEMPLATE USED:
pageid: 12427

¿Por qué Chile se posiciona como un gran candidato para viajar post-pandemia?

Si bien aún es temprano para sacar conclusiones, hay algunos factores por los que podemos suponer que Chile es un país que corre con ventaja en esta materia.

Al igual que la mayoría de los países del mundo, Chile fue altamente afectado con el ingreso del virus y su primer golpe. Sin embargo, el país pudo responder de manera positiva aún así cuando los centros de salud estaban en su máxima capacidad. 

Haciendo su aparición a mediados de Marzo, los peores índices de contagio datan en los meses de Mayo-Junio, donde la curva tuvo su mayor crecimiento y peak de contagios. Posterior a eso, a partir de Julio-Agosto hubo una fuerte caída en la curva, permitiendo una reapertura de las actividades cotidianas a partir de Septiembre. 

Aunque las autoridades y expertos no descartan la posibilidad de una segunda ola en Chile, hay ciertos factores por los que creemos que Chile tendrá una reactivación positiva en el sector.

 

A continuación, entregamos 5 razones por las que Chile es un gran candidato para viajar en 2021- 2022

 

1.- «No hay rienda suelta»

A diferencia de ciertas libertades que hubieron durante el verano de países del hemisferio norte, las autoridades Chilenas han informado que prolongarán sus medidas restrictivas para todo el periodo estival, regulando y coordinando las diferentes regiones y comunas de Chile según su comportamiento y tasa de contagios.  

 

2.- “Temprana llegada de la vacuna”

Se espera que el 80% de la población Chilena haya accedido a la vacuna para fines del primer semestre (2021). Es importante mencionar que Chile fue el primer país latinoamericano en recibir la vacuna Pfizer y en comenzar su proceso de vacunación en Diciembre de 2020. En negociaciones con laboratorios, acordó 20 millones de dosis con las empresas Pfizer/BioNTech y Sinovac. Chile tiene una población aproximada de 18 millones de habitantes, por lo que el proceso completo podría ser relativamente “rápido”.

 

3.- «Sistemas coordinados»

Los protocolos sanitarios han sido rigurosamente aplicados, especialmente por establecimientos que buscan proteger su funcionamiento y fuentes de trabajo, tales como servicios de traslados, restaurantes y alojamientos entre otros. Aunque ha habido una fuerte crítica frente muchas medidas que se han aplicado y no faltan los rebeldes, en la población hay un consenso generalizado por seguir las reglas y mantener el autocuidado.

 

 

4.- «Chile, un destino de Naturaleza y Aventura»

Sin duda hay una mayor tendencia por parte de las personas para viajar a destinos ricos en actividades de naturaleza y aventura, donde justamente Chile ha sido galardonado durante los últimos 5 años consecutivos por World Travel Awards (2016, 2017, 2018, 2019, 2020) como mejor destino de aventura.

 

5.- «Nuevos y mejores servicios»

La pandemia ha empujado a replantear si es que la industria turística estaba siguiendo los pasos correctos. Los operadores de turismo y hoteles han podido utilizar este periodo de pausa para reflexionar y volver a reformar sus productos, forzando a una mayor personalización de los servicios, énfasis en grupos pequeños y mayor conciencia con el medio ambiente. Esto va a impulsar un turismo cada vez más responsable, lo cual finalmente se traspasa en una mejor experiencia al usuario final.

 

 

Qué empacar para viajar a la Patagonia

Ya casi estás listo para tu gran viaje a la Patagonia. Se compran los boletos de avión, el pasaporte está listo y usted tiene una agenda llena de actividades emocionantes y llenas de aventuras. Lo último que debe hacer es empacar, y puede ser difícil reducir exactamente lo que necesita. Para hacerlo más fácil, hemos elaborado una guía de cosas básicas para llevar a la Patagonia.

1.Equipo al aire libre

Si se dirige a la Patagonia, es muy probable que participe en algunas actividades de aventura al aire libre. Para disfrutar de su tiempo al aire libre de manera segura, debe traer algunos artículos básicos.

  • Botas de trekking: invierta en un par de botas de trekking adecuadas. Usar zapatillas deportivas para caminar es peligroso y lo más probable es que arruine tus zapatos. Las botas que están diseñadas para el senderismo son duraderas para diversas condiciones climáticas y tienen un buen agarre para ayudarlo a evitar caídas en terrenos resbaladizos. Elija una bota que le sea cómoda. Los botines altos generalmente brindan soporte adicional para los tobillos y pueden evitar que el barro, las piedras o los palos ingresen. Recomendamos comprar media o una talla más grande de lo habitual, ya que usará calcetines gruesos para caminar. Además, pruebe los zapatos antes de venir para evitar ampollas o dolor durante el trekking.
  • Bastones de senderismo: junto con un buen par de botas, los bastones de senderismo pueden ayudar a mantener el equilibrio para que no se caiga ni se lastime. Elija sus bastones colocándose derecho y doblando el brazo en un ángulo de 90 grados. Tus palos deben estar al nivel de tu muñeca.
  • Equipo de campamento – Muchos viajeros que vienen a la Patagonia, participan en la famosa caminata “W” u “O” en el parque nacional Torres del Paine. Estas caminatas duran varios días y requieren que venga preparado con equipo para acampar. No olvide una carpa, un saco de dormir térmico, una mochila de senderismo y una estufa portátil.

2. Ropa de abrigo

La Patagonia se encuentra en el fin del mundo, no lejos de la Antártida. ¡Eso significa que hace frío! En los meses de verano de Chile, es posible que pueda usar ropa más ligera durante el día. Sin embargo, deberá traer ropa más abrigada para la noche. Si está allí durante los meses más fríos, prepárese para la nieve y las temperaturas heladas durante el día y la noche.

  • Muchas capas : como la temperatura puede variar, varias capas te ayudarán a mantenerte cómodo. También es una buena forma de vestirse para los deportes al aire libre y las actividades de aventura. Recomendamos traer ropa variada. Esto incluye: camisetas térmicas de manga larga, pantalones térmicos ajustados, pantalones de trekking, cortavientos, calcetines gruesos, forro polar y una chaqueta soft shell. ¡La ropa impermeable es ideal!
  • Un sombrero, guantes y bufanda : para prepararse para el frío, considere llevar un par de guantes gruesos impermeables, un gorro y una bufanda. Además, es útil una gorra o sombrero para el sol para temperaturas más cálidas.
  • Un buen abrigo : traiga un abrigo cómodo en su viaje. Elija algo cálido, impermeable y fácil de mover.

3.Cosas esenciales de viaje

Hay algunos elementos esenciales para cualquier viajero. Esto hará que su viaje sea más cómodo y agradable.

  • Una mochila de un día : lo más probable es que realices diferentes excursiones y aventuras cuando vengas a la Patagonia. Una mochila de día es útil para estos viajes, ya que te ayuda a guardar bocadillos, agua, tu billetera y cualquier otra cosa que puedas necesitar.
  • Una botella de agua resistente : por supuesto, siempre puede comprar agua embotellada cuando llegue a Chile. Pero aquí en EcoChile, nos gusta ser amables con nuestra tierra. El agua es segura para beber en Chile, así que traiga su propia botella de agua cuando viaje. Es útil para actividades de aventura y es ecológico.
  • Cámara : ¡ esta es importante! Después de todo, estás llegando a uno de los lugares más hermosos del mundo. No olvide una cámara para capturar todos sus increíbles recuerdos.
  • Artículos de tocador y un botiquín de primeros auxilios : venga preparado con su loción, pasta de dientes, jabón, medicamentos personales, etc. Tampoco es una mala idea llevar un primer botiquín personal pequeño en caso de emergencias.
  • Convertidores – Los enchufes eléctricos en Chile usan voltaje 220. Si su país usa un tipo de toma diferente, asegúrese de traer un convertidor.
  • Dinero: no olvide cambiar su moneda a pesos chilenos. Muchas tiendas también aceptan las siguientes tarjetas de crédito: American Express, Visa, MasterCard y Diners Club.
  • Artículos varios – Algunos otros artículos que pueden ser útiles incluyen: equipo impermeable para mochilas, protector solar o protección para los labios y bolsas de plástico para mantener la ropa seca.
  • Mente y cuerpo fuertes: este último no es algo que deba empacar, pero es algo importante a tener en cuenta. Todos los viajeros que vienen a la Patagonia deben estar preparados tanto mental como físicamente. Prepárese para vientos fuertes, lluvias y caminatas y actividades potencialmente extenuantes. Si no está acostumbrado a hacer senderismo, le recomendamos que haga cardio dos veces por semana durante aproximadamente un mes antes de su viaje.

 

¡Ahora están listos para un viaje emocionante a la hermosa Patagonia! Si tiene alguna pregunta o desea información más detallada, no dude en enviarnos un mensaje por correo electrónico o por nuestro servicio de mensajería en línea. Siempre estamos felices de ayudar en todo lo que podamos.

8 cosas que desearías saber antes de visitar el desierto de Atacama

El desierto de Atacama es uno de los destinos populares en Chile. Ubicado en el norte del país y encajado entre los Andes y el Océano Pacífico, Atacama es el desierto no polar más seco del planeta, recibiendo menos de 0.6 ml de lluvia en todo un año. La falta de humedad, el sol implacable y los vientos del desierto han creado durante milenios, paisajes fuera de este mundo con valles lunares, lagunas de gran altitud, salares agrietados y horizontes infinitos. Lleno de maravillas naturales y con una historia cultural que se remonta a miles de años, es una visita obligada. Pero, al ser un entorno tan duro y aislado, puede haber algunas sorpresas inesperadas para quienes visitan por primera vez. Tómelo de alguien que conozca el área: aquí hay 8 cosas que desearía saber antes de visitar Atacama que lo ayudarán a estar mejor preparado y tener el mejor viaje posible.

1. Hay mucho más que ver y hacer además de San Pedro

Cuando la gente habla de los mejores lugares que quieren visitar en Atacama, generalmente se refieren a San Pedro de Atacama y sus alrededores: los Géiseres de El Tatio, el Valle de la Luna, la Laguna Chaxa con sus flamencos… la lista es grande. San Pedro, un pequeño pueblo de adobe con aproximadamente 4.000 habitantes, es el centro del turismo de Atacama y el punto de partida de muchas aventuras. Pero Atacama se extiende por más de 40.000 millas cuadradas; hay mucho más para ver y hacer fuera de San Pedro. Puede dirigirse a la costa para disfrutar de las playas o practicar surf en Iquique, visitar pueblos fantasmas salitreros como Humberstone, buscar el monumento Mano del Desierto y mucho más. Así que no restrinja su exploración de Atacama solo a San Pedro.

 

2. Julio-agosto es la mejor época para visitar las estrellas

Aunque los meses de verano de diciembre a febrero son temporada alta para los turistas, si te encantan las estrellas y la astronomía, la mejor época para visitarla es definitivamente durante el invierno. Por supuesto, debido a la altitud, el clima árido y la falta de contaminación lumínica e interferencia de radio, se puede observar una buena observación de estrellas durante todo el año (excepto durante las lunas llenas), pero julio y agosto son los meses en los que los cielos están más claros y brillantes. lo que hace que la observación de las estrellas sea increíble incluso sin telescopios.

 

3. Hace mucho frío por la noche

Aunque vayas al desierto, no creas que será todo sol y calor: la elevación de Atacama significa que la temperatura cae en picado por la noche. Por lo tanto, al empacar, no olvide incluir ropa para clima frío como chaquetas, suéteres, pantalones largos, guantes y sombreros. De esa manera, puede realizar actividades nocturnas como observar las estrellas o ir a visitar los géiseres del Tatio temprano en la mañana y luego despegar las capas a medida que el día se calienta. Y si olvidó empacar ropa abrigada, no se preocupe; Puede encontrar artículos acogedores hechos de lana de llama y alpaca local en las tiendas de San Pedro.

 

4. La altitud te afectará

San Pedro se encuentra a casi 2,400 metros sobre el nivel del mar: más de una milla de altura. Y en todo Atacama, las elevaciones visitables pueden aumentar a la misma altitud que el campamento base del Everest (17,600 pies de altura). Así que sí, Atacama es bastante alto y el aire seco y el clima desértico no ayudan. Por lo tanto, es muy posible que experimente algo de mal de altura durante su visita, que puede manifestarse como dolores de cabeza, mareos, náuseas, fatiga y dificultad para respirar. En general, tomarse las cosas con calma los primeros días al no presionar demasiado a su cuerpo, beber mucha agua y evitar el alcohol ayudará a su cuerpo a adaptarse, pero también puede probar el té de coca (hecho con hojas de coca), que los lugareños usan para combatir el vértigo.

 

5. ¿Quieres visitar los géiseres del Tatio? Esté preparado para levantarse temprano

Hacer una visita a los géiseres del Tatio, el campo de géiseres más alto del planeta a más de 14,000 pies sobre el nivel del mar, es una necesidad al visitar Atacama. Pero el mejor momento para ver el vapor que sale de los géiseres es al amanecer, cuando el aire está lo suficientemente frío como para que el vapor estalle en columnas gigantes, y dado que los géiseres están a una hora y media en auto de San Pedro, eso significa que tendrás que levantarte muy temprano (¡estoy hablando de las 4 am!) para hacer el viaje. Y no olvide abrigarse; no solo es temprano, sino que también está casi duplicando su elevación, ¡así que use capas! Pero la vista bien vale la pena levantarse temprano y la mayoría de los recorridos traen desayuno y café para disfrutar en el sitio.

 

6. La mayoría de los observatorios no están abiertos para recorridos nocturnos

Atacama alberga algunos de los observatorios más avanzados del mundo; Los científicos y astrónomos vienen de todas partes para utilizar sus telescopios de última generación para explorar el cielo nocturno. Uno de los observatorios más famosos, ALMA (que significa Atacama Large Millimeter Array), se encuentra a poca distancia en automóvil de San Pedro y su impresionante colección de telescopios atrae mucho interés. Muchos visitantes quieren ver las instalaciones y posiblemente incluso realizar recorridos de observación de estrellas, pero como ALMA y otros lugares como este son observatorios en funcionamiento, no están abiertos para recorridos nocturnos. Sin embargo, muchos ofrecen recorridos durante el día los fines de semana (en ALMA, ofrecen recorridos por las instalaciones de apoyo a las operaciones los sábados y domingos por la mañana). Para observar las estrellas, hay muchas otras excursiones astronómicas (como las que ofrece San Pedro de Atacama Celestial Explorations) alrededor de San Pedro y más al norte en los observatorios turísticos del Valle de Elqui.

 

7. No hay aeropuerto en San Pedro

Aunque la mayoría de las personas comienzan y terminan sus viajes a Atacama en San Pedro, no te bajarás del avión allí. El aeropuerto más cercano está en Calama, un pueblo minero conocido como la Puerta de Atacama, aproximadamente a una hora y media de distancia. Desde Calama, puedes tomar buses o rentar autos para llegar a San Pedro, y la mayoría de los tours incluyen transporte de Calama a San Pedro en sus paquetes.

 

8. Empaque un traje de baño

Aunque vayas al corazón del desierto más seco del mundo, eso no significa que no haya oportunidades para mojarte los pies. A poca distancia en automóvil de San Pedro, encontrará las aguas termales de Puritama, una serie de ocho fuentes termales geotérmicas escondidas por la hierba del desierto dentro de un cañón rocoso. Y, en las salinas, hay varias lagunas de agua salada en las que puedes nadar y flotar. ¡Así que no olvides ese traje de baño!

 

Las mejores cosas para hacer en la Patagonia

Desde las cimas de sus picos más altos hasta las costas rocosas azotadas por el viento, la Patagonia es un lugar lleno de aventuras y maravillas. Ya sea que su objetivo sea ver paisajes espectaculares o experimentar un lugar cuya cultura se forjó en la adversidad y el ingenio, lo encontrará aquí. Pero como región, la Patagonia cubre cientos de millas cuadradas: demasiado para ver y hacer en un solo viaje. ¿Cuáles son las mejores cosas para hacer en la Patagonia? ¡Aquí están nuestras recomendaciones!

 

1. Haz la base de la caminata Torres – No es un viaje a Torres del Paine si no haces la caminata hasta la base de las famosas Torres del parque. Una caminata de ida y vuelta de aproximadamente ocho horas que varía de un nivel de dificultad intermedio a avanzado, cualquier persona en buena condición física puede hacer esta caminata icónica. Comenzando desde cerca del Hotel Las Torres en la base del Macizo Paine, subes y atraviesas el Paso de los Vientos y luego desciendes hacia el Valle de Ascencio. Después de caminar por la base del valle a través de bosques y arroyos, se llega al fondo de un enorme revoltijo de rocas, los restos de una morrena glacial. Caminar hasta la cima es la parte más difícil de la caminata, pero vale la pena el esfuerzo porque luego puede disfrutar de su almuerzo y un trago de agua con vista a los tres pilares de granito que dan nombre al parque.

Como la caminata más popular en Torres del Paine, el sendero y el mirador están frecuentemente ocupados, por lo que algunos visitantes optan por pasar la noche en el Campamento Chileno y Cabañas Refugio en el Valle de Ascencio y luego levantarse temprano para caminar hasta el mirador y observe el amanecer sobre las torres y el lago. El sol naciente pinta las agujas con los tonos más sorprendentes de rojo, naranja y rosa, y es una experiencia única en la vida.

 

2. Navegue hacia el Glaciar Grey – ubicado en el extremo occidental del Macizo Paine junto al tramo final del W Trek, el Glaciar Grey cubre más de 100 millas cuadradas desde sus orígenes en el Campo de Hielo de la Patagonia Sur, canalizando valles para finalmente derramar en Grey Lake. La pared frontal se eleva casi treinta metros sobre las aguas del lago y, si tiene suerte, puede ver icebergs de todas las formas y tonos azules helados chocando contra el lago.

Si bien desde el sendero W tiene un mejor punto de vista para apreciar la enorme escala del glaciar, nada se puede comparar con navegar cerca de la pared frontal. En el otro extremo del lago Grey, cerca del hotel Lago Grey, puede abordar un catamarán gigante que lo llevará hasta el glaciar. Y luego, en el viaje de regreso, ¡podrá disfrutar de un pisco sour servido con hielo glacial extraído de icebergs partidos!

 

3. Ve a rastrear pumas – Ver un puma en la naturaleza es una experiencia increíblemente rara, pero Torres del Paine es en realidad uno de los pocos lugares donde es más probable que veas a uno de estos majestuosos felinos en su hábitat natural. Después de que los incendios de 2011 y 2012 destruyeron grandes áreas de bosque de lenga, la población local de guanacos se trasladó a mejores pastizales en la pampa, que están más cerca de muchas de las carreteras y la infraestructura turística del parque. Y cuando los guanacos se movieron, su depredador natural, el puma, los siguió. Como tal, ahora es más fácil que nunca ver a estos felinos salvajes desde la carretera mientras conduces o mientras caminas por la pampa. Si desea aumentar sus posibilidades de verlos, realice un seguimiento de pumas con un experto local, quien, basándose en el conocimiento de la tierra y el comportamiento de los animales, sabe exactamente cuándo y dónde buscar para aumentar las posibilidades de ver un puma.

 

4. Asistir a un asado tradicional – Antes de que la Patagonia fuera conocida por su trekking, era un lugar de vastas estancias y vaqueros sudamericanos, todos trabajando al servicio de los millones de ovejas que traían prosperidad a la región a través de su lana. Se dice que la Patagonia se construyó sobre el lomo de una oveja, y una de sus tradiciones culinarias más emblemáticas, el asado, también involucra a una oveja joven. Un cordero sacrificado y desollado se sujeta con correas de mariposa a un asador especial, se inclina sobre un fuego de brasas y luego se deja cocinar en el calor creciente durante horas. El resultado es el cordero más delicioso que jamás hayas comido, con piel crujiente pero carne suculenta y tierna. El cordero asado generalmente se sirve con acompañamientos de papas, pebre (un aderezo similar al pico de gallo) y mucho vino tinto.

Hoy en día, los asados ​​se realizan principalmente para ocasiones especiales, y algunas estancias los realizan para que los visitantes puedan experimentar esta comida más patagónica y conocer el estilo de vida de la estancia. Así que durante su aventura en la Patagonia, asegúrese de visitar una estancia y disfrutar de un delicioso asado.

 

5. Realice un paseo a caballo en una estancia – Además de los asados, vivir la vida de la estancia por un día ofrece una visión única de la cultura que ayudó a colonizar esta región. Muchas estancias cercanas a Torres del Paine y Los Glaciares, aunque todavía funcionaban como ranchos de ovejas, ahora han abierto sus puertas a los visitantes para que puedan experimentar este estilo de vida por sí mismos. Un ejemplo es la Estancia La Península, una estancia ubicada en el lado más alejado de Puerto Natales, la ciudad de entrada a Torres del Paine. Aquí, puede realizar paseos a caballo a través de bosques y campos y a lo largo de las costas hasta miradores épicos que muestran la majestuosidad de los fiordos de la región. Luego, al final del viaje, puede ver demostraciones de esquila y pastoreo de ovejas para ver cómo se administran y operan estos ranchos.

 

6. Caminata sobre hielo en Perito Moreno – La gran dama de los glaciares más accesibles de la Patagonia, el glaciar Perito Moreno de 240 pies de altura en el Parque Nacional Los Glaciares siempre está inundado de visitantes. Pero cualquiera puede tomar una foto desde un mirador o dar un paseo en bote cerca de la pared frontal: ¡la mejor manera de experimentar el glaciar Perito Moreno es caminar sobre él! Aunque el glaciar es famoso por sus frecuentes partos, en realidad es muy estable y seguro, por lo que puede realizar caminatas guiadas sobre el hielo a lo largo de la superficie del glaciar, atravesando grietas heladas que cortan profundamente el corazón del glaciar, pasando por cuevas de hielo y cruzando arroyos de agua de deshielo. Y ni siquiera necesita experiencia previa para hacerlo; ¡Así de seguro es! Luego, antes de regresar a la cercana ciudad de El Calafate, deténgase para tomar una copa de celebración en GlacioBar,

 

7. Ver los pingüinos rey de Tierra del Fuego – Segundo solo en tamaño después de los pingüinos emperador, el pingüino rey puede medir hasta un metro de altura y alcanzar casi veinte kilos cuando es adulto. Con elegantes plumas blancas y negras y marcas naranjas, los pingüinos rey normalmente solo se encuentran en las islas exteriores más templadas de la Antártida, como Georgia del Sur. Esto es lo que hace que la colonia de pingüinos rey en el Parque Pingüino Rey cerca de Porvenir, Tierra del Fuego, sea tan especial: es la única colonia de reproducción conocida fuera de los lugares de reproducción normales de la especie. Para llegar a la isla principal de Tierra del Fuego se requiere un cruce en ferry desde Punta Arenas y un viaje en automóvil hasta la bahía inútil, donde se encuentra la colonia; aquí, los visitantes pueden caminar por el parque en senderos y pasarelas designados que les permiten observar a los pingüinos y sus áreas de anidación desde una distancia segura. Si bien la colonia se puede visitar durante todo el año, la visita de septiembre a marzo ofrece la mejor oportunidad de ver la mayoría de los pingüinos. 

 

10 razones para visitar Chiloé durante tu aventura chilena

Justo frente a la costa del verde Distrito de los Lagos de Chile se encuentra un lugar mágico lleno de misterio y belleza: el archipiélago de Chiloé. Esta cadena de islas, que consta de la isla principal y muchas otras más pequeñas esparcidas en el océano circundante, solo es accesible desde el continente por barco, ferry o avión, y sus siglos de aislamiento han creado una cultura y una forma de vida totalmente únicas. Aquí hay leyendas sobre seres mágicos y barcos fantasmas; hay cerca de 300 tipos de patatas; y los lugareños (conocidos como Chilotes) son tan amables que invitarán a extraños a tomar el té. Además de su cultura única, el entorno natural es impresionante y, como tal, es un lugar maravilloso para practicar deportes al aire libre como senderismo, kayak y observación de aves. ¡Aquí tienes diez razones para visitar Chiloé durante tu aventura en Chile!

1. Kayak en Chepu

Con sus numerosos lagos, canales y bahías, Chiloé es un territorio privilegiado para el excelente kayak, tanto deportivo, para disfrutar del paisaje, como para buscar vida silvestre local como aves y nutrias (conocidas como “chungungos”). Pero podría decirse que el mejor lugar para practicar kayak es Chepu, un río de mareas y un área de humedales ubicada aproximadamente a una hora y media de la capital de la isla, Castro. Puede comenzar navegando en kayak por el río hasta el océano abierto, donde se encontrará con el bosque hundido, un lugar inquietantemente hermoso de árboles hundidos que sobresalen del agua. El área se formó cuando el terremoto de 1960, el más grande jamás registrado, hundió la tierra y provocó un tsunami. Un buen momento para visitar y hacer kayak es temprano en la mañana cuando sale el sol, ya que es el mejor momento para buscar animales y disfrutar de este majestuoso lugar en su forma más pacífica.

 

2. Visitar las iglesias de la UNESCO

Uno de los principales reclamos de fama de Chiloé son sus asombrosas iglesias de madera, que fueron construidas bajo la supervisión de sacerdotes jesuitas que llegaron al archipiélago en los siglos XVIII y XIX. Las iglesias se hicieron con madera local y métodos tradicionales, por lo que no se utilizaron clavos de metal en su fabricación: todo se ensambló con ingenio y púas de madera. Los resultados fueron una colección de altares a Dios con campanarios, pintados de manera brillante e impresionantes, 16 de los cuales fueron declarados monumentos de la UNESCO en 2000. Si bien todos son una maravilla para la vista, las iglesias de Castro, Achao, Nercon, Dalcahue, Tenaun y Chonchi son los más populares.

 

3. Ver los palafitos

A lo largo de los muelles de Castro se encuentran algunos de los sitios más emblemáticos de Chiloé: los palafitos. Estas casas de madera multicolores están encaramadas sobre el agua sobre pilotes y en el pasado los pescadores entraban y salían con la marea desde el porche de la casa. Los exteriores también están cubiertos con ingeniosa plantilla de azulejos Chilote hechos del árbol de alerce. Palafitos solía ser un sitio mucho más común alrededor de la isla, pero muchos de los costeros fueron destruidos por el terremoto y tsunami de 1960. Muchos de los palafitos todavía los viven los lugareños, pero varios en Castro se han convertido en encantadores hoteles boutique.

 

4. Visitando a los pingüinos en Ancud

¿Hay pingüinos en Chiloé? ¡Sí, claro! Hay varios sitios de anidación a lo largo de la costa, pero el más famoso se encuentra cerca de Ancud, donde se pueden ver colonias de pingüinos de Humboldt y Magallanes. Esta área protegida a nivel nacional, Monumento Nacional Puñihuil, también es importante por ser el único sitio de reproducción compartido conocido para ambas especies de pingüinos. Para ver a los pingüinos, se toma un bote turístico hacia las tres islas donde se encuentran los sitios; El viaje a veces puede ser un poco accidentado debido a las olas, pero vale la pena poder ver pingüinos en la naturaleza.

 

5. Senderismo por las tierras protegidas de la isla

Chiloé ha sido bendecida con una amplia variedad de paisajes, desde bosques densos hasta acantilados costeros y humedales, y muchos de estos hábitats están protegidos como parques nacionales o de propiedad privada. El más famoso es el Parque Nacional de Chiloé en la costa del Pacífico, que tiene ejemplos asombrosos de las selvas tropicales templadas de la isla, excelentes senderos para caminatas e increíbles vistas del océano. En el otro extremo de la isla principal, el Parque Tantauco es ideal para hacer caminatas por la costa y estar atento a las ballenas migratorias.

 

6. Probar un curanto tradicional

Esta tradición de Chilote es similar a un clambake  (almejas al horno) pero mucho más grande (y posiblemente mejor). Se cava un gran agujero en el suelo y el fondo está cubierto de piedras al rojo vivo. Luego se agregan enormes hojas de nalca local y se rellenan con mejillones, pollo, salchicha, papas (Chiloé es famoso por sus muchas especies de papas), milcaos (una especie de empanada de papa) y otros tipos de mariscos. Se agrega otra capa de hojas para encerrar el calor y el vapor y se deja cocer todo el montón durante varias horas. ¡Abre las hojas cuando estén listas para un auténtico festín de chilote con un delicioso aroma y sabor!

 

7.  Explorando Castro

La ciudad capital de Castro es el centro cosmopolita de Chiloé y el lugar donde la mayoría de la gente se queda durante sus exploraciones de las islas. Aquí puede encontrar la impresionante Iglesia de San Francisco: una iglesia similar a un pastel de bodas cubierta con un revestimiento amarillo y púrpura que se eleva sobre la Plaza de Armas. También puedes ver otros ejemplos de la arquitectura tradicional chilote, como los palafitos. Aquí también podrá degustar algunas de las mejores ofertas culinarias de la isla: Rucalaf, Travesia, El Mercadito y El Cazador: Casa de Comida son algunas de las mejores y ofrecen mariscos frescos y deliciosos y recetas tradicionales de Chilote. ¡Pasea por las calles, observa cómo la marea entra y sale del canal y empápese del ambiente local!

 

8.  Llegando al final de la Carretera Panamericana en Quellón

Todo el mundo conoce la Carretera Panamericana: esa cinta de asfalto que va desde la cima de América del Norte en Alaska hasta el final de América del Sur. Si bien hay una ruta alternativa que toma el camino hasta Ushuaia, la ruta del lado del Pacífico termina en el extremo más alejado de la isla principal de Chiloé en la ciudad de Quellón. Puede tomar su foto con el marcador oficial, y también es un gran lugar para visitar porque en los días despejados se pueden ver volcanes que salpican el horizonte en el continente cercano.

 

9.  Descubriendo hermosas artesanías en los mercados artesanales

Gracias a su separación física del continente, las islas de Chiloé han desarrollado su propia cultura única, que es evidente en sus asombrosas artesanías hechas por artesanos locales. Algunos de los mejores ejemplos que se pueden encontrar son los productos de lana como suéteres, sombreros y ponchos hechos con la lana de muchas ovejas de alta calidad de la isla. También se pueden encontrar tazas para yerba mate (una bebida de hierbas muy utilizada en toda la Patagonia), así como tapices de madera y lana y figuritas de figuras de la mitología chilote como el barco fantasma Caleuche. Los mercados artesanales de Dalcahue, Castro, Achao y Ancud son algunos de los mejores lugares.

 

10. Visitando el Muelle de las Almas

Si bien este lugar es muy popular entre los turistas y, por lo tanto, a veces puede estar un poco abarrotado, vale la pena el viaje y la espera. Este muelle de madera, una instalación de arte del arquitecto Marcelo Orellana, se extiende desde el borde de una colina redondeada que domina la tormentosa costa del Pacífico de la isla, y el final del muelle parece desaparecer en el cielo azul. Las vistas son increíbles y estar al final del muelle con el mar de fondo es una sesión fotográfica fenomenal.

 

Por qué deberías experimentar Chile como un «Chilote»

A solo 30 minutos en bote desde Chile continental, se encuentra un hermoso archipiélago llamado Chiloé. Estas increíbles islas atraen a turistas de todas partes debido a la hermosa naturaleza, los coloridos edificios, los sabrosos platos y la cultura única. Chiloé es especial porque se siente diferente al continente. Los isleños se hacen llamar “chilotes” y se enorgullecen del lugar donde viven. Hay innumerables razones para incluir a Chiloé en su lista de viajes. Éstos son algunos de los más importantes:

Paisajes pintorescos

Las personas que vienen a Chiloé a menudo quedan asombradas por su paisaje. Las islas están marcadas con colinas de un verde brillante, campos de flores amarillas y aguas tranquilas. Hay varias formas de admirar el paisaje y disfrutar del aire libre.

Haz una caminata:

Chiloé tiene muchos atractivos naturales, muchos de los cuales ofrecen fantásticas opciones de trekking. Una de las mejores caminatas se llama «Muelle de las Almas», que se traduce como «Muelle de las Almas».

Se tarda entre una hora y media y tres horas en ir y volver. El tiempo depende de las habilidades del excursionista y las condiciones climáticas. Los excursionistas deben estar preparados para cualquier condición climática, sin importar la temporada. Llueve a menudo en el sur de Chile, lo que puede causar un terreno muy resbaladizo y fangoso. Todos los visitantes deben usar zapatos de senderismo adecuados que tengan un buen agarre, además de bastones de senderismo y algo de agua.

La caminata lleva a los visitantes a través de bosques indómitos, colinas brumosas y una vista impresionante del océano junto a acantilados siempre verdes. El punto final es un muelle de madera sobre el agua. Es el lugar perfecto para tomar una foto y disfrutar de la hermosa vista.

Tomar un paseo en barco:

Chiloé es un archipiélago formado por más de 30 islas diferentes. Por lo tanto, una excelente manera de explorar la zona es en barco.

Hay varios recorridos en bote diferentes que permiten a los turistas conocer diferentes partes de Chiloé. Un viaje en barco popular muestra a los visitantes diferentes animales salvajes de la zona. Puede observar todo tipo de criaturas, como pingüinos, delfines, ballenas y diversas aves.

Además, muchos visitantes disfrutan del kayak por el archipiélago. En kayak, los visitantes pueden ir a pequeños pueblos, explorar los humedales y viajar libremente de isla en isla. Es una actividad tranquila y una excelente manera de pasar la tarde.

Sensación histórica

Además, a muchos visitantes les encanta Chiloé debido a la atmósfera histórica de la isla y al encanto de la vieja moda. Los isleños de Chilote se orientan hacia la tradición, manteniendo muchas de sus casas y edificios en el estilo original y único. Puedes ver y aprender sobre estos edificios antiguos cuando vengas a Chiloé.

Ir a la iglesia:

Ya en el siglo XVII, los jesuitas españoles llegaron al archipiélago de Chiloé. En las islas, comenzaron a construir iglesias que se inspiraron tanto en el estilo arquitectónico indígena como en el español. Se construyeron al menos 70 iglesias utilizando técnicas arquitectónicas y de diseño únicas. Hoy, 16 de estas iglesias son lugares de interés de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y sirven como algunas de las principales atracciones turísticas de Chiloé.

En Castro, la capital de Chiloé, la iglesia más famosa es la Iglesia de San Francisco. Se encuentra en el centro de la ciudad y se ve fácilmente desde lejos debido a sus brillantes colores amarillo y morado. La iglesia tiene un estilo más neogótico, y es sin duda una de las iglesias más bonitas de la isla.

Además, a los visitantes les gusta visitar la Iglesia de Santa María de Loreto, que es una de las iglesias más antiguas, y la Iglesia de Quinchao, que es una de las más grandes. Hay muchas iglesias diferentes que puedes visitar y cada una tiene sus propias cualidades especiales.

Cultura unica

La cultura de Chiloé es muy interesante porque se diferencia del resto del país. Para tener una verdadera sensación de las islas, asegúrese de tomarse el tiempo para aprender la cultura.

Admira los coloridos palafitos:

Cuando piensas en Chiloé, la primera imagen que a menudo te viene a la mente es un arco iris de pequeños edificios de madera sobre pilotes. Estos edificios se llaman palafitos, y en Chiloé hay muchos. Dentro de los palafitos hay restaurantes, casas de gente y hoteles boutique. Estos edificios son agradables a la vista y funcionales para una comunidad que vive junto al agua.

Hay algunos miradores donde se pueden admirar estos coloridos edificios desde lejos. Además, puedes alquilar un kayak y remar junto a ellos. Los lugareños sonreirán y saludarán mientras rema hacia los edificios, mostrando el verdadero espíritu amistoso de Chiloé.

Use ropa tradicional:

La mitad sur de Chile es conocida por tener un clima frío, ventoso e incluso impredecible, especialmente durante los meses de invierno. Para mantenerse abrigados durante los días de invierno, los chilotes usan ropa hecha de lana. Los visitantes pueden comprar sombreros, calcetines y ponchos hechos a mano en pequeños mercados locales, conocidos como «ferias». Estos artículos son útiles mientras viaja por la isla y sirven como un gran recuerdo o regalo para llevar a casa.

Además, si vienes a Chiloé durante las fiestas de la independencia de septiembre, podrás ver el traje tradicional de un Chilote en una de las muchas fiestas y festivales de las islas. Los varones visten gorros de lana y calcetines altos, y usan camisa con cuello y chaleco tejido. Las mujeres visten una falda negra, camisa blanca con cuello y un pañuelo negro en el pelo.

Pruebe alimentos nativos de la isla:

Aunque los chilotes disfrutan de la comida tradicional chilena del continente, también tienen una cocina especial propia.

Para la comida principal, debes probar el plato más famoso de Chiloé: el curanto. Este plato consta de varios mariscos, patatas y carne, todo cocido en un agujero en el suelo. La comida es abundante y perfecta para los amantes de la carne y el marisco. Además, se puede disfrutar de un panqueque de papa llamado Milcao a un lado. Este snack es único porque se cocina junto con patatas crudas y puré, que luego se fríen o se hornean.

Después de una buena comida, deje espacio para el postre. En Chiloé, puedes probar una empanada de manzana, que es un toque dulce a la empanada tradicional. Este bocadillo se asemeja a un pequeño pastel de manzana y es una excelente manera de terminar una comida.

Los mejores lugares para comer y beber en la Patagonia

Remota y aislada, la Patagonia no está considerada exactamente como un destino gastronómico. Pero piénsalo de nuevo: esas vastas llanuras y aguas salvajes en realidad esconden una gran cantidad de tesoros sabrosos que esperan ser descubiertos. Y a medida que más visitantes se dirigen a la región, nuevos restaurantes están apareciendo por todas partes, ya sea sirviendo recetas clásicas que han sido parte de la cultura local durante generaciones o creando algo nuevo a partir de los ingredientes únicos que ofrece la tierra. De cualquier manera, restaurantes, destiladores y cerveceros están ansiosos por presentar a los viajeros los sabores de la Patagonia. ¡Aquí están los mejores lugares para comer y beber en la Patagonia!

 

Puerto Natales

 

Santolla: Especializado en platos hechos con el poderoso cangrejo centolla, que se pesca en los fiordos cercanos, el Santolla se siente a la vez acogedor y elegante. Acogidos en contenedores marítimos reciclados y renovados, comienza la comida con un Calafate Sour (un pisco sour con toque local hecho con bayas de Calafate) antes de sumergirte en las opciones de menú. El chupe de centolla, una cazuela de cangrejo hecha con enormes trozos de carne blanda, queso y pan, es un ganador garantizado, o ir a lo grande y ordenar a un cangrejo real cocido.

 

Cervecería Baguales: ¿No estás de humor para una pizza pero aún quieres un poco de comida tradicional a la antigua con una cerveza fría y refrescante? El restaurante y cervecería Baguales se encuentra enfrente de la Mesita Grande, al otro lado de la plaza, y ofrece una comida sencilla y sustanciosa, desde deliciosas hamburguesas hasta alitas de pollo y quesadillas. Definitivamente deberías disfrutar de una o un par de sus cervezas: elaboradas en su propia cervecería en la parte posterior del restaurante, sus cervezas premiadas incluyen la Pale Ale, Brown Porter, Imperial Stout y variedades experimentales como una cerveza de hierba hecha con mate, una bebida popular a base de hierbas en la Patagonia.

 

Mesita Grande: No es una ciudad para mochileros sin una buena pizzería, que los excursionistas cansados que regresan a Puerto Natales encontrarán en la Mesita Grande. Ubicada en la esquina de la plaza principal, esta pizzería amplia y cálida anima a todos sus clientes a conocerse sentándolos en mesas comunales. Horneadas en un horno de leña, sus pizzas gigantes y deliciosas van desde los clásicos como puro queso hasta las especialidades regionales como la Mesita Grande, coronada con cortes de cordero patagónico, o la Pacifica, con salmón ahumado. Acompaña todo con Calafate sour, cervezas artesanales o vino chileno.

 

Last Hope Distillery – ¿Buscas un trago tarde en la noche? Diríjase a este bar y sala de degustación donde, desde 2017, los dueños Kiera Shiels y Matt Oberg han estado elaborando gin y whisky auténticos de la Patagonia con ingredientes regionales de los campos alrededores. Nombrada después del seno Última Esperanza, la Last Hope Distillery es también la destilería más austral del mundo. Su whisky aún está madurando/ envejeciendo, pero sus dos gins están listas para usar: una London Dry estándar y una Calafate Gin, con sabor a bayas de Calafate. Florales y suaves, van muy bien solas o mezcladas, y los barman sirven lo que deben ser unos de los cócteles más creativos en el fin del mundo. También ofrecen gin y whisky del resto del mundo.

 

Aldea: El restaurante que acompaña al popular Amerindia Hostel al otro lado de la calle, Aldea ofrece a los visitantes los ricos sabores de la Patagonia, preparados de forma auténtica y  dispuestos con elegancia. Si bien tienen excelentes opciones vegetarianas, donde realmente brillan son sus platos de carne, como el lomo de liebre o el cordero patagónico. También tienen posiblemente la mejor carta de vinos en Puerto Natales, así que permítete una botella para acompañar tu plato.

 

The Singular Restaurant y El Asador: Desde el paseo marítimo es probable que hayas visto un gran grupo de edificios de ladrillo rojo. Eso es The Singular Patagonia, uno de los hoteles más lujosos de la Patagonia. Pero incluso si no te quedas allí, anda visitarlo para dejarte sorprender por la arquitectura del hotel, que se compone de un antiguo almacén frigorífico remodelado, y  para reservar una comida en su exclusivo restaurante, donde los clásicos patagónicos se reviven con un toque de aire europeo.

Todos los que comen aquí se van felices, así que date el gusto. O, si eres un carnívoro voraz y quieres aún más carne de asado, prueba la parrilla especial en El Asador, donde los mejores cortes de carne local se asan a la parrilla a la perfección junto con otros clásicos chilenos como las empanadas. Todo se acompaña con vino tinto o cócteles fantásticos.

 

 

El Calafate, Argentina

 

La Tablita: La parilla más antigua y posiblemente la mejor de El Calafate, una comida aquí seguramente satisfará a los amantes de la carne roja. Desde cortes clásicos hasta tortas dulces y el cordero patagónico por excelencia, es una mina de oro carnosa, acompañada con copas gigantes de unos de los mejores vinos tintos de Argentina.

Mi Rancho: Este encantador restaurante de gestión familiar que se especializa en servir comida deliciosa como platos enormes de truchas de origen local, pastas sabrosas y ricos risottos es tan solicitado que es muy recomendado hacer la reserva con anticipación. El acogedor comedor de ladrillos y madera y los camareros siempre eficientes y amables hacen que cenar aquí sea el final perfecto para un largo día de trekking en Los Glaciares.

 

GlacioBar: Viniste a ver glaciares, ¡pero no pensaste que estarías bebiendo dentro de uno! Bueno, no realmente, pero en este bar de hielo, todas las paredes y las decoraciones del hielo están hechas de hielo glacial, así que técnicamente, ¡estás dentro de un glaciar! Ubicado debajo del Glaciarium, un centro interactivo donde los huéspedes pueden aprender más sobre la historia y la ciencia de los numerosos glaciares de la Patagonia argentina, aquí puedes abrigarte y disfrutar de cócteles y bebidas servidos en vasos tallados de hielo.

 

La Lechuza: Para pizzas después del trekking y delicias locales, no hay mejor lugar que La Lechuza. Sirviendo pizzas enormes cargadas de ingredientes, el lugar está siempre lleno, lo que lo convierte en un lugar excelente para charlar con habitantes o otros viajeros. También son conocidos por sus empanadas, que se sirven fritas o al horno. ¡Combínalo con una cerveza artesanal y listo!

 

Pura Vida: Tanto los habitantes como los visitantes confían en este restaurante pintoresco. Haciendo de todo, desde empanadas hasta guisos, son especialmente famosos por sus increíbles y deliciosos pasteles de pollo y su cazuela de cordero. Para los vegetarianos que luchan por encontrar una buena comida en un país centrado en la carne, también tienen un extenso e igualmente delicioso menú vegetariano.

Cervecería Artesanal Chopen: Este bar restaurante y cervecería es un gran lugar para ir con todos tus nuevos amigos que has hecho en los senderos, ya que sus platos sobresalientes son platos que se pueden compartir. Su más solicitado es una mezcla de carne ahumada local y varios quesos. Se ofrecen degustaciones de sus diversas cervezas a la llegada, que incluyen una IPA, Scotch Ale, Pilsen y Porter. Todas son buenas y sacian la sed después de una larga caminata.

 

 

El Chaltén, Argentina

 

Techado Negro: Este peculiar y destartalado restaurante, cubierto con hierro corrugado en el exterior y con paredes pintadas de colores brillantes en el interior, puede no parecer uno de los mejores restaurantes de El Chaltén a primera vista, pero su apariencia es engañosa. Su menú está compuesto por clásicos argentinos y sudamericanos, como cazuelas, bistecs y empanadas, y su carta de vinos está bien seleccionada para combinar bien con los platos. Ven por la comida, pero definitivamente quédate por el ambiente divertido y agradable.

Cervecería El Chaltén: ¡Saca la cerveza! El Chaltén es una ciudad pequeña pero, por supuesto, tienen su propia cervecería artesanal local. La opinión popular dice probar la Pilsen. Para combinar con sus sabrosas cervezas artesanales, el menú consiste en una deliciosa comida de pub como sándwiches, pizzas y cazuelas. También tienen una hermosa terraza para aquellos días raros y soleados en los que puedes sentarte afuera con una cerveza fría y disfrutar del sol y las vistas del monte Fitz Roy, que se eleva sobre la ciudad.

 

La Tapera: Ubicado en una cabaña de madera rústica que en los días fríos se calienta con una chimenea central de leña, este favorito local es todo acerca de la comida casera. Cuencos gigantes de cazuela sabrosa son los platos más destacados del menú, así como enormes empanadas, bistecs y otras comidas para sentirse bien. Los platos también están acompañados por pan recién horneado que hará que nunca más quieras comer pan estuchado de la tienda.

Maffia: Pasta, pasta, y más pasta. Eso es lo que encontrarás en esta trattoria de estilo argentino, que sirve platos de pasta fresca y casera, como los raviolis sorrentinos rellenos con abundantes y deliciosos ingredientes como truchas, carne o verduras salteadas y cubiertas con tu elección de salsa. Y, como es un restaurante italiano-argentino, ¡un montón de vino tinto acompaña a la comida!

Descubriendo la Ruta de los Parques de la Patagonia

© Rodolfo Soto

 

Pero no solo Patagonia es un líder mundial en viajes de aventura; también es líder en turismo sostenible y con mentalidad de conservación. Esta creciente reputación se debe en gran parte a una iniciativa lanzada recientemente que estuvo décadas en gestación: la Ruta de los Parques de la Patagonia.

¿Qué es la Ruta de los Parques de la Patagonia?

Como su nombre indica, la Ruta de los Parques de la Patagonia – o, en español, La Ruta de los Parques de la Patagonia – es una ruta o red literal que conecta 17 parques nacionales en la Patagonia chilena, extendiéndose 1,700 millas y protegiendo unos 28 millones de acres. de tierra. La ruta comienza en el norte de la Patagonia en el borde de la Región de los Lagos y se extiende por las regiones de Aysén y Magallanes, terminando en Tierra del Fuego, ofreciendo acceso a una gran cantidad de paisajes desde bosques templados y litorales hasta montañas y pastizales. Los visitantes pueden conducir, caminar, andar en bicicleta y navegar dentro de los parques individuales, así como seguir carreteras y rutas de ferry a lo largo de toda la Ruta para descubrir algunas de las gemas naturales y culturales más preciadas de la Patagonia.

 

© Chris Morrison

 

Lanzada a fines de 2018, la misión de esta nueva ruta no es solo proteger estas áreas vírgenes para las generaciones actuales y futuras, sino también involucrar a las comunidades locales en su preservación y mantenimiento, creando empleos y economías regionales centradas en la conservación y el turismo sostenible en lugar de industrias ganaderas, mineras o madereras ecológicamente destructivas.

Abarcando parques nacionales preexistentes como Torres del Paine, Queulat y Cerro Castillo, una de las principales razones por las que el lanzamiento de esta red épica llegó a los principales titulares de todo el mundo fue que la Ruta también incluía un puñado de parques nacionales recién acuñados, que se hicieron posible gracias a que el gobierno chileno recibió un millón de acres de tierra privada sin precedentes con el propósito específico de crear nuevas tierras protegidas y reconstruir entornos que antes se utilizaban para intereses comerciales. Y ese regalo histórico de la tierra vino de dos personas: Doug y Kris Tompkins.

 

Creando la Ruta de los Parques

Los orígenes de la Ruta de los Parques se remontan a principios de la década de 1990, cuando Esprit y el fundador de The North Face, Doug Tompkins, compraron por primera vez tierras en el sur de Chile y vieron el potencial de conservación y devolver estos paisajes ecológicamente devastados a su esplendor original. Después de conocer y casarse con su segunda esposa Kris Tompkins, ex CEO de Patagonia, Inc., el dúo hizo de la conservación su prioridad número uno, fundando Tompkins Conservation y trabajando para preservar los espacios silvestres de la Patagonia chilena.

© Tompkins Conservation

 

A lo largo de las décadas, compraron millones de acres de tierra en todo el sur de Chile, enfrentando importantes críticas y rechazos de los lugareños que sospechaban y desconfiaban de los forasteros que compraban grandes extensiones de bienes raíces, viéndolos como ladrones de tierras que socavaban los medios de vida y el patrimonio natural. de las comunidades locales. Pero su arduo trabajo, paciencia y perseverancia valieron la pena, a medida que gradualmente sus verdaderas intenciones, apoyar y ayudar a las ciudades y comunidades ubicadas cerca de los parques ofreciendo empleos y oportunidades económicas conectadas a los parques, así como la conservación natural, se hicieron evidentes a medida que trabajó en un trato con el gobierno chileno para donar el terreno y establecer la Ruta de los Parques.

Aunque los Tompkins han realizado trabajos de conservación y reconstrucción en muchos parques y áreas protegidas, el corazón de sus esfuerzos se encuentra en el Parque Nacional Patagonia, ubicado en la región de Aysén. Después de visitar por primera vez el Valle Chacabuco de la zona en 1995, los Tompkins adquirieron esta antigua tierra de ganadería en 2004 y se embarcaron en la enorme tarea de derribar las cercas de guanacos, vender el ganado, eliminar las especies no nativas y restaurar la flora y fauna nativas del área. . El esfuerzo hercúleo dio sus frutos en este espléndido parque nacional, que seguramente se convertirá en uno de los más populares de la Ruta gracias a sus bosques de hayas australes, lagos y ríos de color turquesa brillante, cumbres espectaculares y pastizales poblados de guanacos y pumas. Aquí, los visitantes ven la visión de los Tompkins en plena realización, ya que no solo se ha restaurado el paisaje, sino que las comunidades locales están involucradas en las operaciones del parque y se ha creado la infraestructura turística, que incluye senderos, áreas de campamento, baños, un museo y un gran parque lodge.

© Vale Neupert

 

La donación de tierras de un millón de acres finalmente se hizo oficial en abril de 2019, lo que marcó la mayor donación de tierras privadas a manos públicas en la historia. Gracias a la donación, además de que el gobierno chileno también contribuyó con casi 9 millones de acres para nuevos parques nacionales y áreas protegidas, en total se agregaron diez millones de acres a las tierras protegidas de Chile, lo que resultó en la creación de cinco nuevos parques nacionales: Patagonia , Pumalín Douglas Tompkins, Melimoyu, Cerro Castillo y Kawésqar, y ampliando los límites de tres parques preexistentes: Corcovado, Hornopirén e Isla Magdalena.

Lamentablemente, Douglas nunca vivió para ver cómo su visión se hacía realidad, ya que lamentablemente falleció en diciembre de 2015 de hipotermia debido a un incidente en kayak. Pero Kris sigue adelante, continuando su trabajo de conservación con el Parque Nacional Patagonia y los otros parques de la Ruta, así como el Parque Nacional Iberá en la vecina Argentina.

© Justin Hofman

El regreso de las pumas.

Además de la restauración de paisajes y la preservación a largo plazo de áreas silvestres vírgenes, uno de los principales componentes de la visión renovadora de los Tompkins es que especies nativas como guanacos, ciervos huemul y ñandúes de Darwin regresen una vez más a estas tierras. Pero su mayor éxito, y el mayor obstáculo, reside en los pumas.

A medida que sus presas nativas, como los guanacos y los ciervos huemul, regresen a sus hábitats naturales, los pumas también los seguirán. Pero para muchos ganaderos, agricultores y lugareños en toda la Patagonia, los pumas son vistos como plagas que matan al ganado y crean problemas. Por lo tanto, existe una aversión cultural profundamente arraigada a los pumas en toda la región, y muchos opinan que deberían eliminarse mediante la caza. La caza de pumas fue prohibida en 1980, pero el sentimiento aún permanece. Entonces, al intentar permitir que los pumas regresaran a sus antiguos terrenos de caza en estos nuevos parques, los Tompkins tuvieron que librar una batalla secundaria: la de trabajar con los lugareños para cambiar de opinión sobre los pumas, además de mostrar cómo la conservación puede ser un factor económico. beneficiarse a través del turismo sostenible.

© Rodolfo Soto

 

Aunque es un proceso largo y lento para deshacer generaciones de aversión o incluso odio absoluto contra estas criaturas, hay señales de éxito. Los “leoneros” o cazadores que anteriormente tenían la tarea de cazar y matar pumas para proteger el ganado, ahora ayudan a Tompkins Conservation y CONAF, la rama de manejo de la rama de parques nacionales de Chile, con el seguimiento, marcado y monitoreo de la especie, permitiendo tradiciones culturales y sustento para vivir, pero con un final de mentalidad conservacionista.

La creciente tendencia del “turismo de avistamiento de pumas” también muestra que debe haber un interés personal en la conservación continua de la especie, tanto por razones de biodiversidad, ambientales y económicas. Especialmente en el Parque Nacional Torres del Paine, donde hay alrededor de 50 pumas, los tours de rastreo de pumas son muy populares entre los visitantes. Después de que los incendios en ciertos sectores del parque empujaron a la población de guanacos a los pastizales cerca de muchas de las carreteras principales y de la infraestructura turística del parque, los pumas lo siguieron, lo que facilita ver a los pumas mientras conducen. Pero para los mejores avistamientos, muchos visitantes pagan un alto precio por recorridos de rastreo, donde los rastreadores locales experimentados usan sus habilidades para rastrear pumas, lo que permite a los visitantes captar destellos sin precedentes de pumas que participan en actividades naturales como cuidar a sus crías o cazar. Con estos recorridos que permiten a los visitantes observar pumas en su hábitat natural sin molestarlos, estos recorridos se han vuelto cada vez más populares, especialmente a medida que los fotógrafos y cineastas aprovechan este acceso para capturar imágenes únicas de estos grandes felinos.

 

Conociendo la Patagonia y sus pumas en tu propia casa

Aunque tiene buenas probabilidades de ver un puma durante una visita a Torres del Paine o en cualquier otro lugar a lo largo de la Ruta, una de las mejores formas de aprender más sobre estas asombrosas criaturas y su lugar clave en el ecosistema patagónico es observar el trabajo de reconocidos chilenos. El naturalista y cineasta de vida silvestre René Araneda, quien ha trabajado con Tompkins Conservation en el pasado, llevando las maravillas de la vida silvestre de la Patagonia chilena a las pantallas de televisión de todo el país y el mundo.

© Smithsonian Channel

 

Capturando los paisajes salvajes y la flora y fauna nativas de la Patagonia para programas de televisión como Wild Expectations de Animal Planet y Wild Chile de CHV, Araneda también ha dedicado gran parte de su carrera a documentar los pumas de la Patagonia, incluido el reciente documental Into The Puma Triangle. Trabajando con el cineasta estadounidense de vida silvestre Casey Anderson, el equipo de este documental sobre la vida silvestre del Smithsonian Channel pudo capturar comportamientos nunca antes vistos de pumas en Torres del Paine, lo más increíblemente posible observando a los pumas, que normalmente son criaturas solitarias, que viven como una manada o “ orgullo ”similar a los que viven los leones.

Al ofrecer vislumbres íntimas de la vida de estos elusivos gatos, cineastas como Araneda ayudan a educar al público sobre ellos, combatiendo los prejuicios y la desinformación y mostrando cómo los humanos y la naturaleza pueden vivir juntos en armonía.

© Vale Neupert

 

Cómo planificar tu aventura en la Ruta de los Parques

Si, después de leer esto, siente que la Ruta de los Parques lo está llamando, ahora es el momento de aprender más y comenzar a planificar su viaje para cuando las fronteras se vuelvan a abrir y sea completamente seguro viajar nuevamente. Para obtener más información sobre los parques, puede visitar el sitio web oficial de la Ruta de los Parques aquí. Y si necesita ayuda para planificar un viaje, aquí en EcoChile estamos lanzando nuestro propio itinerario Ruta de los Parques que lo llevará a muchos de los puntos destacados de la Ruta, incluido el Parque Nacional Patagonia y Torres del Paine. Consulte este nuevo itinerario de 19 días aquí, y si tiene alguna pregunta, puede comunicarse con uno de nuestros expertos planificadores de viajes.

Por qué es una buena idea planificar sus vacaciones a Chile ahora

Una vez que sea seguro viajar de nuevo, sabemos que querrá volver a viajar y explorar lo antes posible para recuperar el tiempo perdido; ¡nosotros también queremos hacer lo mismo! Pero el panorama de los viajes seguramente será un poco diferente después de la pandemia, por lo que es más importante que nunca planificar con anticipación para proteger su salud, seguridad y dinero.

Así es como le beneficiará planificar un viaje con aproximadamente un año de antelación:

Photo: Ecocamp

Mayor disponibilidad

Reservar con más anticipación le dará más opciones para actividades y alojamiento. Además, muchas reservas de viajes de 2020 que tuvieron que cancelarse debido a COVID-19 se llevaron a 2021, lo que significa que es posible que no haya tanta disponibilidad como cabría esperar durante ciertas temporadas y en destinos populares. Planifique y reserve con mucha anticipación para garantizar la búsqueda de los mejores hoteles, excursiones y transporte disponibles.

Photo: Leona Amarga

Flexibilidad

A raíz de COVID-19, la industria de viajes ha implementado políticas de reserva, aplazamiento y cancelación extremadamente flexibles para ayudar a proteger a los clientes y operadores como compañías de viajes, hoteles y aerolíneas. En EcoChile también hemos equipado nuestros tours con las políticas más flexibles y adaptadas posibles, trabajando con las principales compañías de seguros de viaje, de modo que si surge algo y necesita cancelar o cambiar algo, lo respaldamos.

Photo: Patagonia Camp

Buenas oportunidades

Al igual que muchos en la industria de viajes, ofreceremos promociones especiales y ofertas especiales por reserva anticipada para atraer a futuros viajeros. Así que aproveche esas ofertas mientras estén disponibles: usted mismo ahorrará dinero y ayudará a respaldar una industria que se ha visto muy afectada por la pandemia. Y cuando reserve tarde, es probable que no haya tarifas especiales, ¡así que reserve con mucha anticipación!

Photo: Patagonia Camp

No solo son importantes todas estas razones logísticas, sino que también puede ser divertido tener algo que esperar. En lugar de apresurarse a planificar y organizar un viaje con unos meses de anticipación, podrá relajarse y esperar su viaje perfectamente organizado.

 

8 destinos fuera de lo común que puedes visitar en Chile cuando se levantan las restricciones de viaje

 

Si bien la pandemia de COVID-19 aún está lejos de terminar, muchos países de todo el mundo la han abordado con éxito suficiente para comenzar a reabrir sus fronteras y atracciones para los visitantes, con medidas de salud y seguridad establecidas. Muchas personas están ansiosas por salir y explorar el mundo una vez más, pero quieren hacerlo de manera segura, haciendo que visitar lugares fuera de lo común, remotos y menos conocidos donde haya menos multitudes sea una prioridad para los viajeros.

 

Afortunadamente, Chile está absolutamente lleno de tales destinos. Nuestro país flaco tiene mucho más que ofrecer además de la Patagonia y el desierto de Atacama, por lo que si desea viajar a Chile una vez que sea seguro hacerlo, lo invitamos a descubrir una de sus gemas ocultas. Desde valles remotos hasta escondites secretos, los visitantes pasan por alto muchos de los mejores tesoros naturales de Chile, que es su pérdida, pero su ganancia. Aquí hay ocho de nuestros destinos favoritos fuera de lo común en Chile que puede visitar una vez que se eliminen las restricciones de viaje.

 

Valle de Codpa

Ubicado en el extremo norte de Chile, cerca de la ciudad de Arica, Codpa Valley es un antiguo oasis escondido entre las colinas rocosas del desierto del norte de Atacama. A pesar de su ambiente árido, el valle es extremadamente fértil y exuberante, lleno de árboles frutales, árboles del desierto y otras zonas verdes que se alimentan de un río prístino. El valle recibe su nombre del pequeño pueblo de Codpa, que fue fundado por colonizadores españoles y es el hogar de una famosa iglesia que fue construida a fines del siglo XVII y es una de las iglesias más antiguas del país.

 

Hoy, el valle es mejor conocido por su producción agrícola (que produce frutas como la guayaba y el mango), su importancia en los primeros días de la colonización de Chile, su historia y cultura indígena, y la producción de vino pintatani, un vino tinto dulce que todavía es hecho de la misma manera que lo hicieron los colonos españoles. Codpa rara vez está en el radar de los turistas, pero para aquellos dispuestos a arriesgarse, descubrirán una cultura y una forma de vida atemporales que han perdurado por generaciones, preservadas por el calor y las arenas del desierto. Hay hoteles y alojamientos en todo el valle, y los visitantes pueden pasar sus días visitando aldeas históricas, aprender sobre los productos agrícolas de la región, sumergirse en la historia y hacer vino pintatani, y descubrir la cultura nativa en sitios prehispánicos como el Ofriaga petroglifos.

Salar de Maricunga

Si bien la mayoría de los visitantes del desierto de Atacama se adhieren a los principales hitos y atracciones cerca del pueblo de San Pedro de Atacama, este desierto de gran altitud tiene muchos más lugares hermosos y remotos que vale la pena explorar. Uno de ellos es el Salar de Maricunga, un vasto salar ubicado en el Parque Nacional Nevado Tres Cruces. Con una extensión de 8.300 hectáreas, las planicies de sal blanca y deslumbrante deslumbran los ojos, y los paisajes circundantes también están salpicados de lagos y lagunas en vibrantes tonos de azul. En el horizonte, puedes ver Ojos del Salado, el pico más alto de Chile y el volcán activo más alto del mundo, así como las otras montañas del macizo volcánico Nevado Tres Cruces. El parque también es un excelente lugar para ver flamencos migratorios durante los meses de verano. Lejos de las multitudes de turistas de San Pedro, aquí puedes disfrutar del altiplano de Chile lejos del ruido de la humanidad, sin más sonidos que los vientos de gran altitud y el graznido ocasional de un flamenco.

Llanos de Challe 

Puede pensar que Atacama es austero y sin vida, en gran parte desprovisto de plantas y animales. Es por eso que los paisajes son tan a menudo comparados con Marte o la Luna. Pero no es asi. Dirígete desde el interior del desierto a la costa del Pacífico y es un mundo completamente diferente, como descubrirás en el Parque Nacional Llanos de Challe.

 

Aquí, las colinas costeras reciben humedad frecuente que sale del Pacífico en forma de densos bancos de nubes y nieblas; localmente, se llaman Camanchacas. Estas nieblas permiten que florezca la vida de las plantas, lo que le da a este parque nacional su propio ecosistema único y una increíble biodiversidad llena de vida vegetal endémica y rara que incluye flores y cactus. Si tiene suerte y visita cuando tiene lugar la El Niño – Oscilación del Sur, incluso puede presenciar el famoso fenómeno del desierto floreciente, donde los campos desérticos en blanco cobran vida con vibrantes flores y plantas. También es uno de los mejores lugares fuera de la Patagonia para ver guanacos gracias a una gran población nativa.

Valle del Elqui

Aunque no es una de las atracciones más grandes de Chile como Atacama o Patagonia, el nombre «Elqui Valley» puede sonarle una campana; eso se debe a que, en 2019, un eclipse solar total pasó sobre esta área y durante unos breves minutos los ojos del mundo estuvieron puestos en Elqui. Pero esta red de valles místicos en el Norte Chico de Chile, una región entre el árido Atacama y los exuberantes valles centrales cerca de Santiago, merece más que una simple mirada. En primer lugar, es el lugar de nacimiento del pisco chileno: un brandy a base de uva que es la bebida nacional del país. Los pisos del valle están entrecruzados con viñedos de mosaico, y muchas destilerías de pisco abren sus puertas para degustaciones y recorridos para que pueda aprender todo sobre este espíritu único. Sumérgete en la cultura chilena descubriendo la vida de una de las poetas ganadoras del Premio Nobel de Chile, Gabriela Mistral, que nació aquí, y los amantes del aire libre también disfrutarán de caminatas o paseos a caballo por las colinas o en bicicleta por los sinuosos caminos.

 

La altitud y los cielos despejados también hacen que la observación de estrellas sea increíble, posiblemente incluso mejor que en Atacama. Las colinas aquí están salpicadas de observatorios públicos y profesionales, con recorridos y sesiones de observación de estrellas que te dejarán boquiabierto. Se cree que esta cercanía a los cielos ha imbuido a la región con una energía cósmica especial; Con lecturas electromagnéticas extraordinariamente altas, las personas aquí sienten que tienen una conexión directa con el universo, lo que lo convierte en un semillero de creencias alternativas y comunas hippies. Entonces, si necesita volver a alinear sus chakras y desea volver a conectarse con el universo, este es el lugar para hacerlo.

Altos de Lircay

Desde bosques densos y picos nevados hasta campos de piedras hexagonales que se cree que son sitios de desembarco de ovnis (sí, realmente), la Reserva Nacional Altos de Lircay es realmente un destino fuera de este mundo. Ubicada en la región del Maule, esta reserva a menudo es ignorada por los visitantes que se dirigen al cercano Parque Nacional Radal Siete Tazas.

 

El parque tiene muchas rutas de senderismo, ya sea para excursiones de un día o más largas, caminatas de varios días, y su naturaleza aislada lo hace perfecto para acampar fuera de pista y senderismo. Los senderos pasan por los abundantes bosques del parque, y muchos terminan en los miradores de las montañas que ofrecen vistas espectaculares. Uno de los senderos más populares conduce a un área llamada El Enladrillado, una meseta de piedra plana con forma hexagonal. La extraña naturaleza del paisaje ha llevado a algunos a creer que los ovnis aterrizan aquí, lo que lo convierte en un lugar popular para que visiten los «creyentes». Pero incluso si no crees en la vida extraterrestre, las increíbles vistas y las rocas de otro mundo valen la pena. Además de caminatas y campamentos, también hay senderos para montar a caballo.

Conguillio 

Este espectacular parque nacional, ubicado en la región de la Araucanía en el centro de Chile, a menudo es ignorado por los viajeros porque no se encuentra en el distrito de los lagos adyacentes más popular ni en la Patagonia. Pero esa es su pérdida, porque es fácilmente una de las mejores gemas ocultas de Chile, no solo porque hay menos multitudes para que puedas conectarte mejor con la naturaleza, sino porque el paisaje es irreal. Dominado por el poderoso (y aún activo) Volcán Llaima, este paisaje es prehistórico: lleno de fuertes flujos de lava negra, lagos tecnicolor y bosques antiguos. La principal característica distintiva del parque son los bosques de árboles de araucaria; gigantes gigantes que pueden vivir durante miles de años y se caracterizan por sus troncos desnudos y su corona curva de ramas espinosas. ¡Hay una Araucaria ubicada en el parque, la Madre Araucaria, que tiene más de 1,800 años! Hay varios pueblos pequeños con cabañas y hoteles en las afueras de los parques, pero muchos optan por quedarse en el parque, acampar o en cabañas, para tener un acceso más directo a las numerosas rutas de senderismo y actividades recreativas al aire libre como el kayak en el lago Conguillio. También puedes ver la increíble vida salvaje local como pájaros carpinteros, cóndores y zorros.

Carelmapu y el Humedal de Maullín

Este ecosistema masivo de humedales, pantanos, bahías de marea, ríos, estuarios, marismas y llanuras cubre 1.350 hectáreas en el sur de Chile, sirviendo como tierras protegidas para la increíble variedad de aves que residen o migran a través del área. Al menos 28 especies de aves usan estos abundantes humedales como lugar de descanso a lo largo de su ruta migratoria, y los estudios han encontrado que casi un centenar de diferentes tipos de aves usan el área en general. Esto lo convierte en un lugar fantástico para la observación de aves y para aprender más sobre la fascinante flora y fauna de Chile. A lo largo de la reserva protegida, hay áreas designadas para practicar kayak y paseos en bote, así como rutas de senderismo, senderos para bicicletas y miradores desde los que disfrutar de las vistas y la vida silvestre.

 

Para experimentar mejor los humedales de Maullín, quédese en una de las ciudades cercanas como Carelmapu. Este encantador pueblo se encuentra al borde de una península que se adentra en el océano, rodeado de paisajes espectaculares como acantilados junto al mar y exuberantes campos y bosques. Verdaderamente, los paisajes vibrantemente verdes parecen algo de la costa de Irlanda o Inglaterra, y Carelmapu incluso significa «lugar verde» en Mapudungun, el idioma de la tribu nativa mapuche. La ciudad data de los primeros días coloniales cuando era un fuerte, por lo que hay algunos edificios históricos interesantes para visitar que muestran la arquitectura local, como la Iglesia de Carelmapu, construida en el mismo estilo que las famosas iglesias de la isla de Chiloé.

Parque Nacional Patagonia

Este parque nacional de 752,503 acres es una de las más recientes adiciones a las muchas tierras protegidas de Chile, ya que ha sido parte de la importante donación de tierras otorgada al gobierno chileno para su conservación por Doug y Kris Tompkins. Pero el Parque Nacional Patagonia, que se encuentra en la región sur de Aysén, fue uno de los proyectos favoritos de Tompkins para la reconstrucción y rehabilitación, eliminando la infraestructura agrícola para atraer a especies nativas como guanacos y pumas. Hoy, el parque es próspero, lleno de vida salvaje y paisajes espectaculares como praderas ondulantes, ríos espectaculares, lagos turquesas, bosques endémicos, montañas escarpadas y más. Como el parque aún es relativamente nuevo, el número de visitantes sigue siendo bajo, por lo que puede ser uno de los primeros en el mundo en apreciar plenamente su belleza y tranquilidad, así como contribuir a su legado de preservar los lugares naturales de Chile para el futuro. Hay muchas rutas de senderismo diferentes en los diferentes sectores del parque para disfrutar, así como otras atracciones como visitar la confluencia del río Chacabuco y el río Baker o realizar recorridos panorámicos. El parque también alberga el Lodge at Valle Chacabuco, un espectacular albergue en el desierto al estilo de los hoteles históricos de los parques nacionales de los EE. UU., Así como los campamentos.

12 animales que podrías ver en el Parque Nacional Torres del Paine

El Parque Nacional Torres del Paine se encuentra ubicado en la Patagonia chilena y en la actualidad es uno de los destinos de aventuras más populares del mundo y por una buena razón. El parque tiene espectaculares glaciares, pampas,  montañas, lagos, ríos y para los amantes de la naturaleza es un paraíso. Muchas personas visitan el lugar en busca de rutas de trekking hacia los lugares más populares como el Valle Francés, el Glaciar Grey o la Base Torres y otros para realizar el circuito de la “W” o el trekking al Paine. Y en todos los trekking y actividades en el parque, podrás tener avistamientos de la increíble fauna que habita las Torres del Paine: Vida animal. Esta no es una lista definitiva pero aquí les dejamos 12 de los animales que podrían llegar a ver en el Parque Nacional Torres del Paine!

 

Fotografía: @justinhofman

 

1. Pumas – El rey de la Patagonia, el avistamiento de pumas se ha vuelto cada vez más común en los últimos años, debido al crecimiento de la población de guanacos dentro del parque y gracias al mejoramiento de infraestructura turística que ha permitido acceder a lugares más remotos. El puma vive solitario excepto cuando las hembras están criando que toma varios años hasta que maduren. Se alimentan de guanacos o ovejas, lo que ha generado un sentimiento anti-puma en rancheros y granjeros del lugar, que los cazan para proteger su ganado. Pero los programas de educación y conservación de estos felinos están cambiando lentamente la opinión sobre estos poderosos depredadores.

 

Fotografía: @alvarosotov

 

3. Huemules – Si le echas un vistazo a estos ciervos esquivos y tímidos que aparece en el escudo nacional de Chile, tienes mucha suerte!, ver un Huemul es más difícil que ver un puma. Estos animales actualmente están en peligro debido a la disminución de la población, producto de la caza y perdida de su hábitat natural y en riesgo de contraer enfermedades provenientes de los animales de granja como las ovejas . Con un pelaje color marrón y orejas grandes los huemules son aproximadamente la mitad en tamaño que un ciervo común.

 

Fotografía: @dagpeak

 

3. Ñandús – Similar de apariencia y tamaño de un avestruz o emú, estas largas aves – tienen un plumaje gris y viven y viajan en bandada de a 30 individuos. Al igual que sus primos, la avestruz y emú, no vuelan y evaden a sus depredadores corriendo a gran velocidad con sus largas patas. Las hembras ponen hasta 50 huevos y cuando eclosionan estos tardan 3 años en madurar completamente. Como su nombre lo indica, fue reconocido por primera vez por Charles Darwin en su viaje por el Beagle.

 

Fotografía: @justinhofman

 

4. Guanacos – Un pariente de la alpaca y llama, estos camélidos de patas largas son los animales que se pueden ver con más frecuencia en el parque, los verás deambulando en grandes manadas o como individuos (si ves a un individuo es un macho joven que aún no tiene su harén de hembras). La competencia entre machos (especialmente durante la temporada de reproducción) es feroz y las peleas son comunes, durante la cual tratan de morder los testículos del oponente. La dieta del guanaco consiste principalmente en pasto y otras plantas y viven principalmente en las pampas del parque donde vagan los rebaños. Su principal amenaza es el puma y los rebaños tienen guardias en las colinas para vigilar y dar alarma si ven algo.

 

Fotografía: @cristinaharboephotography

 

5. Cóndor – El cóndor Andino es un verdadero espectáculo para la vista: con una envergadura que puede llegar hasta los 3 metros, es considerada una de las aves más grandes del mundo. Son aves carroñeras que utilizan las corrientes de aire térmicas que hay en el parque para elevarse y vigilar las posibles (carroñas) como guanacos muertos, que pueden detectar desde gran altura y distancia. Usualmente se pueden observar sobrevolando sobre el parque o volviendo a sus casas ubicadas en los acantilados.

 

Fotografía: Antonia Cornejo

 

6. Armadillos – Hay 2 tipos de armadillos diferentes en Torres del Paine: el armadillo quirquincho peludo y el armadillo patagón. La principal diferencia entre ellos se puede observar cuando están activos, ya que el más pequeño busca comida y explora durante el día y el peludo durante la noche. Ambas subespecies cavan madrigueras para refugiarse y se alimentan de larvas, raíces y arbustos. A veces son cazados por su carne o por su resistente armadura corporal.

 

Fotografía: ©Ian&KateBruce

 

7. Chingue – Sorpresa, sorpresa, hay zorrillos en la Patagonia! No es común verlos ya que salen en la noche, pero a veces se les puede ver buscando insectos, larvas y vegetales silvestres. Viven en madrigueras profundas que cavan en las pampas, en áreas más desérticas del parque y se les puede ver durante la primavera, verano y otoño, ya que durante el invierno cierran sus madrigueras y pasan la temporada dentro de estás con alimentos almacenados. Y por supuesto, como todos los zorrillos si se asustan o sobresaltan lanzan una sustancia con un olor desagradable en defensa propia.

 

Fotografía: Oxana Protchenko

 

8. Zorro Gris – El zorro de la Patagonia o (chilla) es muy probable que los veas en el parque o en el alojamiento que estés, ya que son bastante curiosos y a menudo se encuentran explorando o cazando para su dieta diaria, roedores, bayas, huevos u otras presas pequeñas. Con un pelaje color grisáceo (razón por la que son cazados principalmente) los zorros también pueden ser identificados por su distintivo llamado “yip”.  Además estos no son solo zorros en lo absoluto, sino que son miembros de la familia lycalopex a los que a menudo se les llama “zorros falsos”.

 

Fotografía: @valentina_neupert

 

9. Zorro Rojo (Culpeo) – Estos aventureros y entrometidos zorros son famosos por su estilo de caza “auspicioso” y audaz (su nombre proviene de una palabra mapuche que significa locura). En el pasado, su dieta estaba compuesta principalmente por roedores, bayas, aves y huevos pero desde que introdujeron a las ovejas en el siglo XIX los zorros definitivamente se han aprovechado de la presa fácil y las ovejas se han convertido en su principal objetivo. Debido a su increíble pelaje color marrón y rojo,  muchos los cazan por sus pieles a pesar de las leyes de protección.

 

Fotografía: @emintehess

 

10. Gato Geoffroy`s – El avistamiento de este gato es realmente un placer, ya que son muy pocos, extraños y son cazadores nocturnos que salen por la noche para atrapar pájaros y roedores. El gato de Geoffroy`s tiene el tamaño de aproximadamente de un gato doméstico, con un color marrón o gris claro cubierto con manchas y rayas negras. En el pasado fueron bastante cazados por sus pieles, incluso fueron declarados en peligro de extinción por un tiempo, pero las leyes de protección han permitido que las poblaciones se recuperen. Muchos de los naturalistas han esperado toda su vida para poder ver el gato Geoffroy´s, así que si ves este gato en el parque eres muy afortunado.

 

Fotografía: @pablo_martinez_morales

 

11. Pájaro Carpintero – Torres del Paine es hogar de espectaculares especies de aves, como la de este pájaro negro con cara roja (Macho). Comúnmente es más fácil encontrarlos en la zona boscosa del parque, perforando árboles en busca de larvas, insectos y otros comestibles, como también creando nidos para su familia. Si eres paciente y silencioso mientras caminas por el bosque, puede que escuches el sonido de “tock, tock, tock” que hacen cuando perforan los troncos.

 

Fotografía: avesdelnea

 

12. Loro Austral – Loros? En Patagonia? Usted apuesta! Estas aves se identifican por su plumaje color rojo y verde, se pueden encontrar en los bosques del parque y se alimentan de bayas, semillas y otros alimentos vegetales.

 

 

5 Razones para visitar Chile durante invierno

Todos saben que Chile es uno de los mejores destinos del mundo para realizar esquí y snowboard alpino, ya que cuenta con resorts y centros de primer nivel como Portillo o Valle Nevado, pero también existen otras actividades que se pueden realizar y destinos que se pueden visitar en la temporada de invierno de Chile. Esta estación se da durante los meses de junio, julio, y agosto, ofreciendo el escape perfecto para el calor del verano en el hemisferio norte, como también la oportunidad de ver paisajes cautivantes de Chile en todo su esplendor invernal.

De trekking en la Patagonia, a observar las estrellas en el desierto norte de Chile,  disfrutar de productos locales, comida y tragos típicos, el invierno se está convirtiendo en la nueva y mejor época para visitar Chile.

 

1.Deportes de invierno épicos – diferentes regiones del país cuentan con una amplia gama de actividades para realizar en la estación de invierno. Si el esquí alpino no es su fuerte, el distrito de lagos es un territorio excelente para el esquí de fondo,  existe el privilegio de esquiar en volcanes y también es muy popular en deportes extremos como el  “heli-esquí”. Pero si se prefiere optar por otras actividades menos invasivas con el entorno,  el senderismo de invierno es perfecto!, como el trekking al circuito “W” en Torres del Paine, excursiones de día en la zona como el Cerro Dorotea, o vivir una experiencia diferente de ir en trineo con un equipo de huskies a través de los bosques del sur de Chile.

 

2.Bellos paisajes nevados – Torres del Paine. El desierto de Atacama. Los Andes. El Distrito de Lagos. Estos hermosos paisajes son una de las principales razones de porqué la gente quiere visitar Chile. Y ahora poder observarlos en invierno. Las cumbres de granito y pampas de la Patagonia, cubiertas de nieve y el hielo bajo un sol de invierno. El distrito de lagos – tierra de frondosos bosques y volcanes – se convierte en el país de las maravillas de invierno. La imponente Cordillera de los Andes detrás de la ciudad de Santiago, con una capa de nieve. Si estas entusiasmado por una temporada de Nevada fresca, el invierno en Chile es el mejor momento para visitar.

 

3.Los más acogedores alimentos y bebidas – perfecto para las larga y frías noches de invierno, los chilenos han creado algunas de las variedades de invierno más sabrosos de América del sur. Para el almuerzo o cena, meter en un recipiente caliente una cazuela, versión chilena de sopa de fideos con pollo, las masa hervida como pantrucas con pollo o porotos con riendas, un delicioso guiso de alubias, espagueti, calabaza y salchicha. Luego para tragos de aperitivos probar una taza de navegado chileno, que es un vino caliente, acompañado por un plato de sopaipillas, que son masas fritas de calabaza Andina que se remojan en una salsa azucarada llamada chancaca.

 

4.El mejor momento para mirar las estrellas – el invierno es cuando los cielos del hemisferio sur son más claros, convirtiendo a San Pedro de Atacama y el Valle Elqui como los destinos más espectaculares para la observación de estrellas. Pueden visitar observatorios de clase mundial como ALMA (desgraciadamente no en la noche, debido a que es un observatorio de trabajo) en el que podrán aprender más acerca de los importantes descubrimientos científicos que se han realizado en estos observatorios chilenos. Entonces, abrigarse en la noche para tours de observación de estrellas con expertos astrónomos locales, en los que se puede utilizar una gama de telescopios para ver las maravillas que ofrecen los cielos nocturnos como las nebulosas, planetas y aprenderán todo sobre las constelaciones y cielos del sur.

 

5.Temporada baja – aparte de los centros de esquí fuera de Santiago, el invierno es temporada baja para el turismo en Chile, que es una buena noticia para usted!. Habrá incluso menos gente en los principales destinos como San Pedro o Torres del Paine (que ahora se encuentra abierto para realizar actividades como trekking, ya sea en el circuito “W” o el circuito completo “O” , ambas consideradas excursiones de invierno), hay más disponibilidad en los mejores restaurantes y Hoteles del país y lo mejor de todo, aprovecharán grandes ofertas de temporada baja!

 

San Pedro de Atacama – Visitando el lugar más árido del mundo

Qué hacer en San Pedro de Atacama

 

San Pedro queda en el norte de Chile, sirviendo de portal al desierto más árido del mundo, el desierto de Atacama. En San Pedro y la cercanía hay muchas actividades relacionadas con aventuras, gastronomía, paisajes maravillosos y cultura local, debes visitar este lugar si es que te encuentras en Chile.

Usando San Pedro como base, es fácil explorar los valles místicos, lagunas altiplánicas y antiguas ruinas de los cerros. También puedes maravillarte con el cielo nocturno – posiblemente la más clara del mundo – Una excursión nocturna al desierto definitivamente vale la pena. Una noche estrellada aquí es algo que jamás olvidaras.

Lo ideal es tener 4 días para aprovechar de tu tiempo aquí. El pueblo es pequeño y es fácil desplazarte a pie. Está lleno de actividades de turismo y tiendas de empanadas (¡de las mejores!) Ir por más tiempo te permitirá relajarte, y planificar cuidadosamente tus actividades. Sin más rodeos, aquí te presento las mejores cosas para ver y hacer en San Pedro de Atacama.

 

Adonde ir

1. Valle de la Luna

Valle de la Luna es un valle espectacular ubicado a sólo 13 km de San Pedro.
El entrada del parque pueden encontrar mapas del valle, que te permiten entender mejor las dimensiones del lugar. El camino principal te llevará hasta Las Tres Marías, tres atípicas formaciones rocosas que sobresalen del suelo del desierto.

 

En la primera parada, unos 3km de la entrada, están las cavidades salinas. Son un sistema serpenteante y estrecho de cuevas, conteniendo estructuras geológicas que parecen de otro planeta.

 

Hay más acantilados y cuevas surrealistas, pero mientras más avanzas, menos gente encontrarás, y empiezas a sentirte realmente aislado en el desierto. El sol del mediodía quema en tu cara y tu cuello, por donde mires.

La vista que todo el mundo viene a ver es del Valle de la Luna al atardecer, especialmente desde la parte superior de la gran duna de arena. El camino es arenoso pero bien trabajado; no creo que presente dificultades para nadie. La vista desde la cima te hará entender la lógica detrás del nombre del valle. Fue aquí donde la NASA probó el prototipo para el robot explorador de Marte, debido a la similitud de su terreno.

 

 

Ver el sol ponerse detrás de la cresta es algo hermoso en sí, pero no se compara con el brillo de oro rojizo que envuelve el desierto después. En la cumbre de la duna, puedes caminar por la cresta en los dos sentidos. Hacia la derecha te proporciona una vista del atardecer detrás de la duna, y si te das vuelta, verás la cordillera completa con varios volcanes grandes a la distancia. Hacia la izquierda te muestra los cerros irregulares y el sinfín del desierto. El camino sigue más allá también, así que puedes buscarte tu propio espacio lejos de la multitud. Es a esa hora que hay más gente en la duna, pero la vista es notable durante todo el día. El atardecer aquí es algo que recordarás durante el resto de tu vida.

 

Cómo llegar

Se puede llegar al Valle de la Luna de varias formas dependiente de tus preferencias. La mejor opción es hacer un tour, que te recogerá en tu hotel o albergue y te llevará a la entrada, visitando cada sitio con un guía experto antes de dejarte de vuelta en tu alojamiento. Normalmente parten desde las 2 o 3pm, para que veas el atardecer, pero es posible más temprano también.

También es fácil llegar en bicicleta. En tu tiempo libre puedes arrendar bicis en todo el pueblo. Son unos 25 minutos para llegar desde el centro del pueblo hasta la entrada. Cuando entras al valle, la calle se vuelve desvencijada y hay partes empinadas también. Un casco y una chaqueta de alta visibilidad son esenciales para ir al valle en bicicleta. Cometí el error de no llevarlos, y al llegar me avisaron que no podían permitir que yo entrara la bici sin ellos.

 

2. Valle de la Muerte / Valle de la Marte

El Valle de la Muerte, también conocido como el Valle de Marte, queda más cerca de San Pedro que el Valle de la Luna. Sus paisajes surrealistas son igual de asombrosos, pero tienen la ventaja de no llenarse de tanta gente que su vecino más grande y más popular. No es que nadie visite el Valle de la Muerte, pero sí que no van tantos grupos haciendo tour.

La entrada queda a la derecha de la carretera hacia Calama, a sólo 2km desde el centro del pueblo.

Este valle es el lugar perfecto para practicar sandboarding. Se puede llegar caminando desde el pueblo (donde puedes arrendar la tabla), y aunque el Valle de la Luna tiene una duna de arena gigante, no es permitido realizar sandboarding en ella. Además de subir la duna para bajar en tabla, también vale la pena subir para disfrutar de la vista. El desierto se extiende ante tus ojos hasta la cordillera escarpada, huasos cruzan los valles irregulares con sus caballos, dejando nubes de arena en su huella, y afloramientos extravagantes desafían la lógica por donde mires.

 

Cometí el error de subir la duna en una línea recta desde la base hasta la cumbre. No cometas el mismo error – tuve que usar mis pies tanto como mis manos ya que la superficie era casi vertical. Mis pies se hundían en la arena al menos 30 cm con cada paso, lo que hizo que fuera una dura prueba innecesaria. Tenía medio desierto en mis zapatos para cuando llegue a la cima. Por suerte, tenía suficiente agua para no desmayarme en el calor de mediodía. A pesar de que tome la ruta más difícil (hay una senda bien trabajada para los que hacen sandboarding, que te lleva a la cima diagonalmente), valió la pena de mi esfuerzo.

 

También puedes continuar en el camino más adentro del valle, que serpentea hasta llegar al lado opuesto de la duna y te proporciona una vista de lo que hay más allá de la cresta sobresaliente. Parece una pista extrema de Motocross, construido para gigantes. Aun me cuesta comprender como se formaron estos valles.

 

Cómo llegar

Se puede llegar mediante los métodos que describí para llegar al Valle de la Luna, con una opción adicional.

En tour, su vehículo sale por la calle Licancabur y toma la carretera principal hacia Calama. El cerro arenoso directamente frente tuyo al salir del pueblo es la entrada. No deberías demorarte más de 25 minutos caminando si estas en forma razonable. Los mejores miradores pueden estar a hasta 2 horas caminando, dependiente de tu ritmo y de las veces que paras. Lleva abundante agua y algo para comer. Hay una sola carretera, así que a menos que te desvíes hacia el desierto, es imposible que te pierdas. Pero siempre es más seguro ir en un vehículo.

 

Puedes hacer un tour también. Hay muchas más excursiones al Valle de la Luna, pero aun así puedes conseguir una aquí, o incluso una que visita los dos lugares.

Por último puedes ir en bicicleta. Es fácil llegar, a pesar de una pequeña sección cuesta arriba. Ir en bicicleta dentro del valle en si puede ser algo difícil, eso sí, ya que la arena llega a ser espesa. Subí a la cima caminando, luego bajé en bici (sin usar los pedales) pero las ruedas se atoraron en la arena y volé por encima del manillar, cayendo al Valle de la Muerte. Hubiera sido un lugar apto para morir, pero afortunadamente no fue así. También puedes ir en bici desde aquí hasta Pukara de Quitor relativamente rápido, ya que hay un camino directamente de una entrada a otra.

 

3. Pukara de Quitor

Esta fascinante ruina en el cerro una vez fue una fortaleza imponente, enclavada en un sitio perfecto para la defensa, quitándole el elemento de sorpresa a los invasores. Lo encontraras a 3km al noroeste de San Pedro. Como la mayoría de las atracciones aquí, hay una entrada de unos miles de pesos. Si tienes bicicleta, hay donde asegurarla en la entrada.

 

Puedes elegir entre escalar la cresta que recorre las ruinas de 700 años, o los cerros en la distancia. Los cerros tienen varios miradores y refugios donde descansar, además de unas estructuras interesantes en la cumbre. Desde la cima, puedes mirar el Valle de la Muerte y verlo de otro punto de vista. También puedes ver el valle que conduce a Catarpe, a donde puedes llegar en bicicleta por una ruta interesante y aventurera.

La vista desde la cumbre de los cerros es notable. Se ve más o menos la misma cosa pero desde un ángulo inferior, y mientras puedes acercarte más a las ruinas, no puedes entrar en ellas. Dicho esto, el camino es corto y probablemente vale la pena por los quince minutos que te demoras en recorrerlo.

Cerca de la entrada de Pukara de Quitor hay otro camino. En vez de seguir la rampa hasta el depósito para bicicletas y taquilla de entradas, vete en el sentido opuesto. Sin alejarte del muro rocoso, sigue el camino hasta llegar a una cueva donde hay unas tallas arqueológicas asombrosas. La cueva es totalmente oscura en ciertos puntos, así que lleva linterna. Ten cuidado con la cabeza también, especialmente si eres alto como yo. Tendrás que agacharte muchas veces. Al otro lado de la cueva hay un pequeño espacio abierto donde puedes ver las extrañas formaciones rocosas de cerca, y añadir tu propia firma a las miles que ya están ahí, antes de devolverte por donde viniste. Es recomendable llevar algo para taparte la boca y la nariz porque de lo contrario inhalarás mucho polvo. Una vez afuera, puedes maravillarte con las dos cabezas gigantes que han sido talladas en la pared del acantilado.

 

Cómo llegar

Todas las opciones anteriores también se aplican aquí. Puedes ir en tour, caminando o en bicicleta.

 

4. Astronomía

Se dice que la mejor actividad que puedes hacer aquí, con los cielos inmaculados de la zona, es mirar hacia arriba. Dentro del año que viene, más del 70% de los observatorios astronómicos del mundo tendrán su base aquí. Desde este desierto, se puede observar la Gran Nube de Magallanes a simple vista, que es una galaxia del exterior que orbita la Vía Láctea, a más de 150.000 años luz. También se puede apreciar la Pequeña Nube de Magallanes, menos visible y aún más lejos. Es el objeto visible más lejano del hemisferio sur sin tener que usar un telescopio. También puedes penetrar en el corazón de nuestra propia galaxia. ¿Conoces esa línea de sustancia nubosa que sale en películas y en la mejor astrofotografía? La podrás ver con tus propios ojos.

 

Tendría que ser una cámara excelente para que salga todo esto en fotos, pero por suerte, casi todas las excursiones astronómicas sacan fotos del grupo con sus propias cámaras. Puedes pedir una de ti solo también.

Lo recomiendo totalmente. Me llevaron en una excursión de 2 horas, señalando todas las constelaciones visibles del zodíaco y explicando sus historias. También nos mostraron un documental corto, y nos permitieron comer salchichas y otras cosas para picar.

En Agosto, a fines del invierno, Saturno era el más visible. Temprano en la noche, es posible atisbar Marte y Júpiter también. En distintas épocas a lo largo del año, es posible ver los primeros seis planetas a simple vista.

 

5. Lagunas de altas llanuras y los salares de Atacama

Los lagos a gran altitud definitivamente valen la pena ver si estas por la región. Tendrás la oportunidad de ver flamencos rosados en la Reserva Nacional de la Chaxa, caminar sobre un lago congelado en Piedras Rojas, y ver vicuñas (primo de las llamas y alpacas) en su entorno natural, los cerros a más de 3.000m de altura.

 

Es mejor comenzar temprano para ir a estos lugares, ya que quedan un poco más lejos que la mayoría de las atracciones. En el camino, me quedaba dormido a cada rato, pillando irreales de cumbres nevadas, desierto interminable, y vicuñas pastoreando, y venía escuchando al guía explicar que las vicuñas aún son cazadas por su piel, a pesar de que es ilegal.

Desperté cuando pasamos de una carretera bien pavimentada paso a un camino de tierra lleno de baches. Saltaba arriba y abajo, pegando mis extremidades contra elementos del Jeep que ni siquiera había notado antes. Luego me pegó todo el frío. Las mañanas a gran altitud no son nada agradables si vas poco abrigado. Por suerte, me había preparado.



Cómo llegar

La mejor forma de visitar estos lugares es en una excursión. Visitamos todos los lugares mencionados además de Toconao, un pueblo tradicional. La plaza principal tiene cactus grandes que crecen 1cm por año. Estos cactus medían más de 2 metros, ¡lo que significa que los plantaron a principios del siglo XIX! Puedes explorar las tiendas artesanales y comprar recuerdos, conocer la vieja iglesia, o degustar el helado casero local. Tienen de sabor rica rica, que es una hierba parecida a la menta que crece en la zona del desierto con matojos. El chofer se para un ratito en estas zonas también, para que recolectes tu propio suministro de la hierba.

 

Otras cosas para ver en la zona incluyen:

Géiser El Tatio – Planea ir temprano si visitas este campo de géiseres. Son más activos alrededor de las 4:30am.

Termas / Aguas Calientes – Hay muchas termas calientes cerca de San Pedro de Atacama. (Como los Geisers de Atacama y Termas Puritama)

Globo aerostático sobre el desierto Atacama – Navegar en globo sobre el desierto de Atacama es una experiencia única e impresionante. Comenzarás la excursión justo antes del amanecer para ver todos los colores y las rocas del desierto con la luz de la mañana. Cada tour es diferente porque no sabes a dónde te llevará el viento, pero puedes estar seguro de que tendrás una vista maravillosa del paisaje del desierto. ¡Este es definitivamente un recuerdo que nunca olvidarás!

El desierto florido – Es mucho más al sur que San Pedro, pero aún en Atacama, cerca de La Serena, hay un fenómeno que ocurre en el desierto donde las flores florecen en todas partes. Solo pasa una vez al año, y se supone que este año será el más grande de todos los tiempos.

 

Cómo Presupuestar

Por lo general, San Pedro es un poco más caro que otros pueblos de su tamaño en Chile. La mayoría de los clientes son turistas, lo que significa que los precios están un poco más inflados. Aquí es posible encontrar todo tipo de frutas, verduras, carnes, pescados y comida local. Hay muchos restaurantes en San Pedro de Atacama, por lo que se pueden encontrar bastantes opciones para todos los gustos y bolsillos.

Hay una gran variada gama de Hoteles y lugares para el alojamiento. Recomiendo hacer una reserva con anticipación, para poder llegar con tranquilidad al Hotel, realizar su Check-In para luego salir a caminar al pueblo.

 

Cuándo ir

Atacama es una región seca, con cielos claros a lo largo del año. Podrás contar las nubes con una sola mano durante todo tu tiempo aquí – y es más probable que no veas ninguna. En la excursión astronómica, el guía dijo que sólo treinta noches del año son nubladas, y aun así, no afectan mucho.

El verano chileno es desde diciembre hasta febrero, y su invierno desde junio a agosto. Sin embargo, aquí el clima no cambia mucho. Debido a la altitud (2.408 metros sobre el mar), San Pedro tiene noches frías todo el año, con las más frías en julio y agosto, a -1° C, y las más cálidas en enero a unos 5-6° C. Los días en invierno pueden llegar a 20° C, y en verano, 25° C. La altitud hace que los días parezcan más calurosos, eso sí, porque los rayos de sol tienen menos atmósfera que penetrar antes de llegar al suelo. La combinación de esto con la insólita claridad del cielo te asará.

 

Si quieres evitar la multitud, es mejor visitar justo antes del invierno (las vacaciones de verano del hemisferio norte), pero después del verano norteño. Abril-junio se considera la temporada baja aquí. Habrá menos gente, pero nunca va a estar vacío. San Pedro es un destino turista.

 

Qué llevar

Pastillas para el mal de altura – Dependiente de tu actitud hacia la altitud, podrías llevar algún remedio. Hay personas que simplemente les caen mal las elevaciones. 2.408 metros no es tan alto, pero algunas actividades pueden exceder los 4.000 metros. También puedes comprar remedios locales para el mal de altura en todo el pueblo. Las hojas de coca son útiles para largas caminatas hacia arriba, pero no te las tragues.

Vaselina o bálsamo de labios – Este se explica solo. Estarás en el desierto más árido del mundo. Sin esto, tus labios se resecarán hasta sangrar. Hablo por experiencia propia.

Bloqueador de sol – La altitud hace que te quemes mucho más rápido que si estuvieras al nivel del mar.

App de mapas – Aunque un buen mapa vieja escuela no tiene nada de malo, no te ayuda si no sabes dónde estás para empezar. MAPS.ME es una buena opción ya que te permite descargar los mapas para el uso offline (como la mayoría de las apps), pero también muestra caminos y senderos para peatones que son invisibles en Google Maps, por ejemplo.

Agua y comida – Este también se explica solo. Necesitarás mucha agua en el desierto más árido de la Tierra. Si te quedas tirado, la lluvia no te salvará – algunas zonas aquí reciben sólo un centímetro de lluvia al año. Algunos nativos no conocen la lluvia, sobre todo cerca de Antofagasta. Algo para picar también es útil, ya que no hay donde comprar fuera de los pueblos.

Cámara – Este lugar será inolvidable, pero nunca esta demás sacar algunas fotos.

 

 

10 lugares en Chile que no sabías que existían

 

 

1) PARQUE NACIONAL YENDEGAIA

Este Parque Nacional de 150,612 hectáreas, en el extremo sur de Chile en Tierra del Fuego, solo fue abierto en diciembre 2013. Al este, linda con el Parque Nacional Tierra del Fuego en Argentina; juntos, los dos parques se llaman “Parque para la Paz.”

El paisaje hermoso de Yendegaia incluye árboles como ñires, coigüe, canelo y el notro chileno, también pastizales extensivos, un litoral escarpado, ríos rápidos, montañas sublimes, lagos, glaciares, y matorrales y hierbas resistentes al viento, fuertes lluvias y bajas temperaturas. De junio a septiembre, las temperaturas pueden alcanzar 11 grados bajo cero, pero en verano suben hasta los 24 grados.

Además de las 128 especies de plantas vasculares, 49 especies de ave y otros animales – algunos en peligro de extinción, como por ejemplo el zorro andino, el huillín, y el cauquén colorado – tienen que vivir con ese clima. Otros animales que habitan el lugar son focas leopardo, elefantes marinos y gaviotas cocineras.

El objetivo del Parque Nacional es de conservar la biodiversidad y animar el turismo en las áreas de aventura, outdoor, intereses especiales y ecoturismo. Ya que sólo fue fundado en 2013, aún no existen senderos oficiales, pero se puede explorar el área mediante varios senderos no oficiales que parten desde cualquier punto en la carretera Y-85, desde el Lago Fagnago, o en barco desde Puerto Williams. Además, una carretera desde Vicunya hasta Yendegaia está bajo construcción y probablemente estará lista para 2020.

 

Isla Mocha Chile

 

2) ISLA MOCHA, TIRÚA

Para llegar a esta isla de 48 km² que pertenece a la Región Bío-Bío, hay que ir en barco o helicóptero desde Tirúa, que está a 34km y es la ciudad más cercana en tierra.

El centro de la isla fue declarada reserva natural por el CONAF gracias a los bosques de arrayan, lenga y ulmo olivillo chileno, parcialmente en una pequeña cadena montañosa que alcanza 390 metros de altura. En el Sendero Camino Nuevo, un sendero para caminar de 1.5 horas, también se pueden percibir algunos animales como por ejemplos el chucao, la pardela patirrosa, y el degú, que es endémico de Isla Mocha y es en peligro crítico de extinción. Otro animal interesante, aunque lleva casi dos siglos muerto, es Mocha Dick, la ballena que inspiró a Herman Melville para su novela famosa Moby Dick, y que contribuyó a los más de 100 naufragios por Isla Mocha.

En sus largas playas arenosas, los pescadores comparten la costa que windsurfers, marineros y otras personas simplemente disfrutando de un paseo fácil por la orilla del pacífico.
Con 15-30°C, es más relajante ir durante el verano, ya que las temperaturas de invierno pueden variar entre 10 y 15 grados y siempre hay mucha lluvia. No hay cajeros automáticos ni en la isla ni en Tirúa, así que es importante llevar suficiente efectivo. Además, hay un solo hotel en toda la isla. Sin embargo, los habitantes están dispuestos a alojar a turistas, o puedes tomar la oportunidad de hacer camping bajo las estrellas.

 

Salto del Indio

 

3) SALTO DEL INDIO, CURACAUTÍN

En la Región Araucanía, 14 km de la ciudad de Curacautín y a 719 metros de altitud, el hermoso salto de 20 metros de altura Salto del Indio te espera.

Aunque la visibilidad de la cascada es restringida por los bosques, se puede observar vistas asombrosas de ella desde los muchos miradores por el lugar. También hay huellas que conducen directamente al pie de la cascada, que es la intersección de los ríos Indio y Cautín. El primero de estos termina ahí y se convierte en el Salto del Indio. Según una antigua leyenda, el salto se formó cuando el niño indio Cayú se tiró al Río Cautín porque no podía estar junto con su amor Millaray, Princesa de Araucanía.

La cascada es parte del Parque Senderos del Indio de 12 hectáreas, que ofrece restaurantes, cabañas, un hostal, artesanía, miradores y una granja en miniatura en un paisaje fascinante compuesto por sedimentos volcánicos del Volcán Lonquimay.

 

Los Molles chile

 

4) LOS MOLLES

El pequeño pueblo costero de Los Molles en la Región Valparaíso, a solo 8km de la Región Coquimbo, es el lugar ideal para unas vacaciones relajantes.

Aunque el pueblo es más que preparado para los turistas – hay 678 casas, pero sólo 636 habitantes – es un lugar tranquilo con restaurantes con vistas al mar, playas de arena blanca, bellos atardeceres, oportunidades de hacer camping, y ofertas de turismo de aventura como bucear o explorar cuevas.

Además del turismo, la comida agrícola, la artesanía, la pesca y la acuicultura juegan un gran papel en la vida de los habitantes.

130 de más de 300 especies de planta en Los Molles son endémicas y muchas de ellas se pueden encontrar en el Bioparque Puquén, por ejemplo el lúcumo en peligro de extinción y varios cactus, la astromelia y la marsilea. También habitan ahí el colocolo, el gato marino y la foca. Se destacan los depósitos paleontológicos con fósiles de crustáceo y de insectos, y también una red de cuevas subterráneas y un “géiser frío”.

 

Chañaral de aceituno

 

5) CHAÑARAL DE ACEITUNO

Chañaral de Aceituno no es un pueblo, sino una cala en la municipalidad de Freirina, Región Atacama, a dos horas de Vallenar.

El motivo por el que tanta gente viene aquí son las ballenas. Durante el verano, hasta seis distintos tipos de ballena se pueden observar desde este lugar.

Frente a la cala esta la Isla Chañaral, parte de la Reserva Nacional CONAF Pingüino de Humboldt, donde habitan muchos pingüinos de Humboldt. En ciertas épocas del año, también se pueden ver distintos grupos de delfín mular común.

 

Ventisquero Queulat

 

6)  VENTISQUERO COLGANTE QUEULAT

El nombre de Ventisquero Colgante Queulat describe un ventisquero colgante de hasta 293 metros de altura, ubicado dentro del Parque Nacional Queulat en la Región Aysén del General Carlos Ibáñez en el sur de Chile.

El Parque linda al Río Cisner al sur y a la Reserva Nacional Lago Rosselot al oeste. Su área de 1541 km² cubre montañas de cumbres cubiertas de glaciares, bosques perennes vírgenes, lagos, lagunas, dos pequeños campos de hielo e incluso parte del Grupo del Volcanes Puyuhuapi. Los bosques de lluvias templados de Valdivia tienen tepú, quila, chilco, nalca, coigüe de Magallanes y lenga. Junto con mamíferos como el pudú y el kodkod, también viven en esta área aves como el chucao tapaculo, la paloma araucana, el carpintero negro, el rayadito, el pato maicero y muchas más.

 

ISLA-MADRE-DE-DIOS

 

7)  ISLA MADRE DE DIOS

A solo una excursión en barco de un día desde Puerto Natales, se encuentra la isla Madre de Dios, ubicada en la Región Magallanes, no muy lejos del Parque Nacional Bernardo O’Higgins. Es parte del archipiélago Madre de Dios, que consiste en cinco islas. Sólo una de ellas es habitada.

En las costas empinadas de la isla de 1043 km², que es compuesta parcialmente de caliza y que fue declarada como reserva natural en 2008, hay varias cuevas naturales creadas por la combinación erosiva del viento y de las mareas. Algunas de ellas fueron usadas por el pueblo Kaweskar, que vivió ahí desde hace 6000 años hasta el siglo 21, con distintos propósitos como lugares de entierro o camping temporales. En 2006, la Cueva del Pacífico fue descubierta con sus pinturas y arte rupestres. Otra cueva interesante es la “Cueva de las Ballenas”, donde se descubrieron esqueletos de ballena de hace 2600-3500 años.

 

Cerro las Peinetas

 

8) CERRO LAS PEINETAS

Fue sólo en 2002 cuando esta montaña de más de 2000 metros de altura en el Parque Nacional Villarrica en la Región de Araucanía fue escalada por primera vez. Desde entonces, se han detectado pocas rutas, pero si hay una ruta de trekking de seis horas y una ruta de escalar de diez horas. Sin embargo, estas actividades sólo son recomendables para escaladores físicamente en forma y con experiencia.

El paisaje alrededor de esta montaña de origen volcánica presenta el valle verde e irregular del Río Trancura, de origen glacial, y se pueden encontrar arboles como el raulí, el coigüe, la lenga y la araucaria.

Para llegar, se puede ir desde el Lago Tromen o desde varios puntos en la carretera hacia el cruce fronterizo con Argentina en Mamuil Malal.

 

 

9)  ALTOS DEL LIRCAY NATIONAL RESERVE

Si estas en Santiago y no sabes a donde ir, la Reserva Nacional Altos del Lircay de 12.163 hectáreas no queda muy lejos, aproximadamente 270 km al sur en la Región del Maule, cerca de la cordillera, y los volcanes Descabezado Grande y Cerro Azul.

Alrededor de los tres ríos principales de la reserva, Lircay, Blanquillo y Claro – este último terminando con un salto espectacular – crecen las especies de árbol en peligro de extinción como el Hualo, siete de las diez especies de árboles Nothofagus de Chile y también los cipreses de la cordillera. Uno de los propósitos de la reservar es de proteger animales raros y en peligro de extinción, como el loro Tricahue, el Sapito Hermoso, el reptil Matuasto del Maule, la lagartija de Cristián, el  pudú, puma y la loica.

El clima se caracteriza por periodos cálidos con algunos áridos extendidos, pero también puede haber nieve en la ladera este durante el invierno y parte de la primavera. La temperatura promedio es 14,7°C.

Al llegar, hay que anunciar su llegada a la Oficina de Guardaparques en la entrada de la reserva y pagar una pequeña tasa ($5000 para adultos del extranjero). Si quiere quedarse en el lugar es importante tener en cuenta que se prohíben las mascotas, la cacería, la pesca y el camping en el mirador Enladrillado o en lagunas de gran altitud. Actualmente los sectores para acampar son los siguientes: Antahuara (punto 1), Los Carpinteros (punto 6), Valle el Venado (punto 10).

Además de poder montar en caballo, también se pueden tomar varias rutas de trekking que varían entre 20 minutos hasta más de 10 horas y caminatas de 4 días.

Salar de Maricunga

 

10)  SALAR DE MARICUNGA

Como parte del Parque Nacional Nevado Tres Cruces en la Región de Atacama, aproximadamente 160km noreste de Copiapó y a 3750 metros de altitud, el Salar de Maricunga se extiende por un área de 80 km².
Este salar antes era un lago, pero

con el tiempo se evaporó el agua y, como se encuentra en medio de dos sierras montañosas (Claudio Gay y Domeyko) y no tiene acceso al mar, la sal permanece en la cuenca.

77 especies de animales, 65 especies de fauna y muchos flamencos viven en el árido desierto del salar, con una temperatura máxima promedio de 18,4°C y una temperatura mínima promedio de 4,5°C. Ya que puede resultar difícil llegar en invierno, el Parque solo está abierto de octubre hasta abril.

Otros lugares de interés dentro del Parque Nacional Nevado Tres Cruces son la Laguna Santa Rosa, también al norte, y la Laguna Negro Francisco al sur del Parque, que tiene menos altura que la del norte.

En esta zona cerca de la frontera argentina, también está la cumbre de montaña más alta de Chile, que es del volcán Nevado Ojos del Salado, el volcán activo más alto del mundo. Otros volcanes en el entorno del salar incluyen el Incahuasi, el San Francisco, el Tres Cruces, y muchos más.

Los Parques Nacionales más hermosos de Chile

Chile es una masa terrestre muy única. Su largo se extienda hasta la Antártida al sur, con fiordos espectaculares, grandes lagos, montanas imponentes y glaciares gloriosos. El norte se extiende hasta el desierto Atacama, uno de los desiertos más áridos del mundo. Los dos extremos no podrían ser más distintos.

 

Estas extremidades únicas hacen de Chile un lugar de belleza espectacular. Tanto que esta cinta delgada de tierra ahora es protegida con Parques Nacionales y sitios UNESCO de Patrimonio Mundial, para que la rica biodiversidad de la tierra pueda sobrevivir. También significa que los visitantes pueden disfrutar de esos paisajes famosos, sabiendo que serán protegidos y gestionados.

 

Para realmente descubrir los terrenos diversos de Chile, asegúrate de visitar estos cinco parques nacionales más hermosos de Chile.

 

Rapa Nui National Park

 

Parque Nacional Rapa Nui

Mejor conocido como Isla de Pascua, Rapa Nui es el nombre local de la isla ubicada cerca de la costa pacífica de Chile. La isla es famosa por sus antiguas estatuas Moai, que fueron construidas por isleños de origen polinesio que se instalaron en la isla alrededor de 300 AD. Entre los siglos X y XVI, los isleños competieron construyendo y levantando enormes estatuas y relicarios, y hoy quedan alrededor de 900 estatuas. Este paisaje cultural único no solamente es un parque nacional atesorado, sino también un sitios UNESCO de Patrimonio Mundial por su significado cultural fascinante.

Torres del Paine National Park

 

Torres del Paine

El Parque Nacional Torres del Paine es probablemente uno de los mejores conocidos de Chile, además de ser uno de los más grandes – el parque también es el tercero más visitado de todo Chile, con más de 250,000 visitantes cada año. Su ubicación sureña contribuye a su colección impresionante de campos de hielo, fiordos y glaciares que componen su paisaje. La belleza natural que ofrece el parque es asombrosa, con saltos, lagos y lagunas formando parte del azul sereno de esta región de Chile. La zona se conoce por su Cordillera Paine, que es compuesta de granito color rosado y que alcanza 3.000 metros de altura. Puedes llegar al Parque desde Puerto Natales o Punta Arenas, y combinar tu visita con el hermoso Parque Nacional Bernardo O’Higgins, que queda cerca.

 

Archpielago_Juan_Fernandez_(Vista_hacia_Robinson_Crusoe)

 

Archipiélago Juan Fernández

Las magníficas islas volcánicas que componen el Archipiélago Juan Fernández son el hogar de algunas de las especies más únicas del mundo. Las islas tienen criaturas raras y poco comunes, que no suelen encontrarse en condiciones parecidas, como por ejemplo pájaros carpinteros, colibrís firecrown, y marsupiales. Muchas de las criaturas que habitan la isla están en serio peligro de extinción, así que el parque ha sido una Reserva de la Biosfera UNESCO desde 1977. El paisaje de las islas también es extraordinario, con barrancos profundos y cumbres volcánicas nevadas – ideal para explorar.

 

 

Parque nacional la campana cascada

 

La Campana

Ubicada entre Santiago y Valparaíso, La Campana es uno de los parques nacionales más pequeños del país – pero lo que le falta en tamaño le sobre en atracciones. Es fácilmente accesible desde una de las dos ciudades cercanas, y es el hogar del Cerro la Campana, una montaña de más de 1.800 metros de altura, escalada por Charles Darwin en una de sus visitas al continente. Desde la cumbre de la montaña, puedes disfrutar de vistas espectaculares de los Andes y el Valle del Olum. La vista vale la pena.

 

Puente_de_las_Almas,_Chiloé

 

Chiloé

Chiloé es el archipiélago más norteño de Chile y es el hogar de algunos de los edificios más notables de la región. El parque nacional de la isla está lleno de iglesias de madera, muchas de las cuales son protegidas bajo el Patrimonio Mundial UNESCO. El parque también es dominado por los muchos bosques de Valdivia, conocidos por el pudú (un ciervo pequeño) y el zorro de Darwin. Desde la costa, también puedes ver colonias de lobos marinos, flamencos y ballenas azules pigmeas. Su clima lluvioso y bosques únicos le dan a este parque un toque muy distinto a los demás parques nacionales de Sudamérica – un paisaje único que ha sido el escenario de muchos mitos, leyendas e historias de brujería a lo largo de los siglos.

 

Tours exclusivos en Chile

San Pedro de Atacama

Lama walk San Pedro
Photo: chile.travel

Caravana Ancestral

Conoce el terreno único del desierto Atacama, como lo hizo la antigua gente de Atacama, en el tour Caravana Ancestral. Haz trekking con llamas andinas tradicionales junto con comunidades locales y gente indígena, compartiendo sus costumbres y cultura en el camino. El tour es una gran manera de aprender más sobre las culturas tradicionales del desierto, y conectarse con la gente local.

 

Atacama Ballooning
Photo: Atacama Ballooning

Paseo en Globo Aerostático

Ve el desierto desde otra perspectiva en un paseo mágico en globo aerostático sobre el desierto. “Balloons Over Atacama”, operado por Eastern Safaris, ofrece paseos diarios sobre el desierto Atacama y cerca de San Pedro de Atacama con vistas a los salares sin fin, volcanes impresionantes, y formaciones rocosas. Cada vuelo puede llevar hasta 16 pasajeros, y también se dispone de una opción premium que incluye un vaso de vino espumoso al final y una foto del vuelo.

Isla de Pascua

Photo: imaginaisladepascua
Photo: imaginaisladepascua

Excursiones de pesca en Rapa Nui

Explora Rapa Nui y aprende más sobre la tradición nativa de la pesca y la cocina en esta excursión de media jornada de la isla. Con la ayuda de un pescador nativo de Rapa Nui, aprenderás las técnicas básicas detrás de la pesca en la isla, y luego pescarás tú en sus aguas. La captura del día será preparado y cocido sobre las rocas volcánicas calientes naturales de la isla para crear el plato tradicional “Tuni Ahi”, que se sirve sobre hojas de banano.

 

Photo: Hangaroa.cl
Photo: Hangaroa.cl

Montar a caballo en Rapa Nui

Explorar la isla montado a caballo es una de las mejores formas de descubrir la belleza natural de la región y reducir tu huella de carbono. La experiencia típica de Rapa Nui te llevará a unas de las áreas más remotas de la isla a las que sólo se puede llegar usando este modo de transporte tradicional. Además, no es necesario que tengas experiencia en la equitación para realizar este viaje al pasado. Es una experiencia tranquila y cautivadora que lleva a personas de todo nivel de conocimiento por regiones como Rano Raraku, Orongo y el Monte Terevaka.

Santiago y Chile Central

penguins zapallar

 

Excursión para ver pingüinos en Cachagua

Deja atrás el bullicio de la capital y dirígete hacia las hermosas playas e islas cerca de los pueblos de Cachagua y Zapallar. Conocidos por sus riquísimos mariscos y paisajes impresionantes, los pueblos ofrecen acceso a la aislada y protegida Isla Humboldt, también conocida como la Isla de Pingüinos. Disfrutarás de la magia del campo chileno en camino a la costa, con sus paltos y viñas. Luego tomarás una lancha para ir a saludar a la colonia de pingüinos que vive en la Isla Humboldt. También tendrás tiempo para bañarte y tomar el sol en bahías escondidas, y probar los mariscos de la región.

 

IMG_2259

 

Excursión trekking en la nieve desde Santiago

Ponte los snowshoes y haz trekking por el corazón de la cordillera en esta experiencia única guiada por expertos. La excursión parte desde Santiago con un guía experto alpinista, para el valle Cajón del Maipo. Disfrutarás de vistas espectaculares de la cordillera y las cumbres nevadas mientras subes y cuando finalmente alcances Aguas Panimávida. Guías expertos de la región harán que la experiencia sea aún mejor contando historias sobre las montañas y los volcanes antes de dirigirse de vuelta al pueblo San Jose del Maipo para disfrutar una sabrosa empanada chilena.

 

Región de los Lagos

ecochile.travel
chile.travel

Parque Nacional Alerce Andino

El distrito de lagos del sur de Chile es uno de los paisajes más dramáticos del país, y esta excursión te llevará a una de las joyas naturales más valiosas de la región, el antiguo alerce. Este árbol fue convertido en un monumento nacional en 1976 y mide 45 metros de altura y 4 de ancho. Ubicado en el Parque Nacional Alerce Andino, este tour te llevará por bosques antiguos y ofrece vistas al volcán Calbuco y a la cordillera andina de Patagonia. Caminarás por tres lindos senderos, incluyendo una caminata por un salto, y tiempo suficiente para relajarse y disfrutar del paisaje.

 

Photo: Guillermo Retamal
Photo: Guillermo Retamal

Chiloé

Ubicado en la región de Los Lagos, el tour de la Isla de Chiloé parte desde Puerto Varas o Puerto Montt. Tomarás el ferry por el océano Pacífico hasta llegar a la isla, que es la quinta más grande de Sudamérica. Visita el pueblo más viejo de la Isla, Chacao, y sus iglesias y arquitectura nativas construidas en 1567 y registradas como Patrimonio Mundial UNESCO. La excursión también incluye una visita a Castro, la capital y la tercera más antigua ciudad de todo Chile. Visitas tendrán la oportunidad de comprar en los pueblos y la ciudad y probar la comida de un restaurante típico de Chiloé.

 

Photo: feel patagonia
Photo: feel patagonia

Patagonia

Observar ballenas desde Punta Arenas

Viaja por el primer Parque Nacional Marino de Chile, Francisco Coloane, y observa unas de las criaturas más majestuosas del mundo – ballenas jorobadas. Conoce estos animales maravillosos desde cerca, rodeado por paisaje virgen impresionante, incluyendo glaciares colgantes en la cordillera Darwin mientras navegas por el parque y las regiones vecinas. También tendrás la oportunidad de ver algunos de los otros habitantes del parque, incluyendo pingüinos de Magallanes, lobos marinos, toninas, albatroses y elefantes marinos.

 

 

Photo: celebratebig
Photo: celebratebig

Trekking en el hielo en el Glaciar Grey

No hay nada tan impresionante que caminar sobre un glaciar. Con Big Foot Patagonia, puedes hacer trekking en el hielo sobre el Glaciar Grey, y serán los únicos turistas del lugar. Con la ayuda de un guía experto, se te proporcionará el equipo necesario para subir y caminar las 2.5 horas por grietas, ríos, lagunas y túneles en el prístino Glaciar Grey. Visitas con problemas de rodilla deberán consultar con un guía antes de reservar.

 

Cabalgatas en Chile

Galopa a lo largo de senderos sinuosos y laderas rocosas, a través de arroyos espumosos y por lagos verde jade rodeados de picos de montañas escarpados. Montar a caballo a través de Chile desvelará paisajes remotos impresionantes que no podrías ver de otro modo.

Montar a caballo es una de las mejores formas de ver las vigorosas y hermosas afueras de Chile. Estás resiguiendo las huellas la tradición del  Huaso Chileno (cowboy), experimentando la naturaleza con todos tus sentidos.

Hay muchos lugares preciosos para montar a caballo en Chile, pero aquí tenéis unas cuantas de las oportunidades  más impresionantes para montarse al sillín y adentrarse al sendero.

 

Photo: Ecocamp Patagonia
Photo: Ecocamp Patagonia

Parque nacional Torres del Paine

A la Madre Naturaleza a veces le gusta demostrar de lo que es capaz y Torres del Paine es un buen ejemplo de ello. Torres del Paine, las montañas que dan al parque su nombre, son tres picos distintivos de granito a tocar del cielo. Enormes glaciares, altos picos rocosos, lagos deslumbrantes e imponentes ríos llenan a cada visitante de admiración.

El terreno es perfecto para largas galopadas y puedes quedarte o bien en una estancia (un rancho), o acampar en un trayecto de varios días. Podrás montar hasta lo alto de los glaciares, explorar las estribaciones y bordear los humedales con el espectacular macizo Paine de fondo.

 

Patagonia

Los paisajes salvajes de la Patagonia, con sus montañas cubiertas de nieve en el pico y sus enormes cielos, son el lugar perfecto para una aventura a caballo. La UNESCO ha nombrado esta área como Reserva Mundial de la Biosfera y es el hogar de algunos de los paisajes más espectaculares del mundo.

El viento puede soplar fuerte y las condiciones climatológicas pueden ser extremas, así que haz caso de los consejos de tu guía local para disfrutar de un paseo seguro y agradable. Los trayectos a caballo en la Patagonia normalmente pasarán por las pistas bajas a través de los valles para evitar los fuertes vientos.

 

Chile Argentina Crossing
Photo: equus-journeys

 

Cruce entre Chile y Argentina a caballo

Para un trayecto a caballo realmente épico, puedes cruzar los Andes por un sendero que San Martín y su “Ejército de los Andes” usaron en 1817 cuando libraron el pueblo de Chile de los monarcas Europeos. Viajarás a través de pasos de montaña empinados, flanqueados por los imponentes picos de piedra del Mercedario y el Aconcagua.

Durante el trayecto tendrás mucho tiempo de parar en pueblitos locales a lo largo del camino y explorar. Tendrás la opción de terminar en Mendoza, Argentina donde te puedes relajar y probar uno de los vinos de mayor renombre mundial producido allí – te lo has ganado.

 

Valle de la Muerte, Atacama Desert. Chile. Nov 2016. Photo/Tomas Munita, Atacama Desert. Chile. Nov 2016. Photo/Tomas Munita NYTCREDIT: Tomas Munita for The New York Times
Photo: Tomas Munita

Desierto de Atacama

Atacama es una inmensa extensión de terreno pedregoso salpicado de lagos salados y lava félsica que fluye hacia los Andes. Está situado entre dos sierras que crean sombras orográficas a los dos lados, haciéndolo el desierto no polar más seco del mundo. Hay algunas estaciones en que no ha habido nada de lluvia y en ocasiones no cae ni una gota en la región durante años.

Explorar este desierto antiguo y árido a caballo no se parece a ninguna otra experiencia de viaje en el mundo. A medida que pases por los barrancos oxidados, las vastas salinas blancas y los lagos de colores, te sentirás como si estuvieras en la superficie de otro planeta.

La pequeña localidad de San Pedro de Atacama es la base ideal para empezar tu trayecto. Asegúrate de dirigirte hacia el Valle de la Luna, que tiene un paisaje en forma de luna y parece surrealista e hipnótico cuando se ilumina por el resplandor dorado del sol poniente. La mayoría de los recorridos a caballo empezarán en San Pedro y viajarán a lo largo del río Vilama hacia Los Cardones de Ravine, la Garganta del Diablo y la Piedra de la Coca.

Para crear tu aventura a caballo perfecta en Chile, revisa nuestro apartado de Diseña tu recorrido para que puedas customizar tu propio tour.

 

Los mejores lugares donde quedarse en Patagonia

El Parque Nacional Torres del Paine en Patagonia, Chile, es una de las regiones más espectaculares del mundo. Flanqueado por gloriosas montañas, lagos y glaciares, la Reserva de la Biósfera UNESCO es un punto de atracción para mochileros y aventureros.

Pero encontrar los lugares más únicos para quedarte puede ser complicado. Por eso hemos recopilado una lista de nuestros lugares favoritos para quedarse en Patagonia. Desde hacer glamping en eco-cabañas dentro del Parque Nacional hasta disfrutar de fogatas calentitas, spas y vistas espectaculares del Parque – el alojamiento en Patagonia lo ofrece todo.

Domes-Patagonia-Ecolodge

 

Ecocamp

El premiado EcoCamp se ubica únicamente en el hermoso Paine Massif, en el corazón del Parque Nacional Torres del Paine. Alójate en una cabaña sostenible y disfruta de cenas comunitarias rodeadas por el entorno natural de las montañas y glaciares de Patagonia. Pasa los días caminando por la belleza natural de la región y termínalas en el calor y comodidad de tu cabaña, equipada con mantas de polar y un baño privado. El camping ofrece cuatro distintos tipos de cabaña – uno lo suficientemente grande para acomodar una familia de cuatro personas.

 

Photo: Singular Patagonia
Photo: Singular Patagonia

 

The singular

The Singular es una cadena hotelera que ha dejado su impresión en Patagonia con el Hotel Puerto Bories. Este lujoso hotel de cinco estrellas fue renovado de su vida original como una vieja planta de almacenamiento en el siglo XX (de la compañía Frigorífico Bories). El hotel se ha comprometido a proteger el medioambiente, y siempre busca maneras innovadoras de reducir su huella de carbono y eficiencia hídrica, como por ejemplo construir el hotel con materiales sostenibles. Este edificio único se ubica justo afuera de Puerto Natales, y celebra su patrimonio e historia con sus varios elementos originales aún intactos. Aprovecha de un spa de clase mundial, y alójate en una de las 57 habitaciones y suites. El hotel también ofrece varias excursiones al Parque Nacional Torres del Paine, y fue votado como uno de los mejores hoteles de Chile por los Premios Traveller’s Choice de TripAdvisor.

 

Photo: Awasi hotel
Photo: Awasi hotel

 

Awasi

El impresionante Hotel Awasi Patagonia es compuesto de 14 villas exclusivas enclavadas entre el follaje de una reserva privada, con vistas a la joya de la región: el Parque Nacional Torres del Paine. Cada villa viene con un guía privado especialista y un vehículo para explorar el Parque, permitiéndote apartarte de los caminos trillados. Modeladas en viejas puestas avanzadas y albergues patagónicos, las villas ofrecen vistas exclusivas al bosque y a la Estepa Patagónica además de privacidad sin rival, un jacuzzi acogedor y una fogata al aire libre. Cena en el restaurante integrado, el Relais & Chateaux, y disfruta de platos frescos preparados a pedido por el chef Federico Ziegler con ingredientes cultivados en el paisaje natural. Arriendo de villas desde 950$USD por día, por persona.

 

Photo: Tierra Patagonia Hotel
Photo: Tierra Patagonia Hotel

 

Tierra Patagonia

Ubicado cerca del espectacular Lago Sarmiento, El Hotel y Spa Tierra Patagonia es un retiro relajante para visitas que busquen un escape de la vida urbana. Enclavado en los cerros de Patagonia, el hotel ofrece vistas increíbles al Parque Nacional Torres del Paine. Las paredes recubiertas de madera y muebles y artesanía chilenos componen un espacio acogedor para pasar una tarde fría después de un día de trekking. Cuando quieras descansar, puedes aprovechar el Spa Uma excepcional, con su filosofía de spa aventurero que incluye piscinas cubiertas y descubiertas, un jacuzzi, baño de vapor, sauna y tratamientos spa, todos los cuales otorgan vistas maravillosas al Parque Nacional.

Altiplanico Natales
Photo: Altiplanico Patagnonia

 

Altiplanico

Podrás conocer el Parque Nacional Torres del Paine de cerca y disfrutar de una de las vistas naturales más finas del mundo si te alojas en el Hotel Altiplánico Puerto Natales. Popular entre mochileros, eco-lovers y aventureros deportivos, el hotel dispone de todos los lujos y comodidades que te esperarías de un hotel de lujo – por ejemplo internet gratis, bar y restaurante con un menú diario variado, masajes y servicio de lavandería. La filosofía del hotel se trata de unirse con la naturaleza, y en vez de imponerse sobre la naturaleza, su arquitectura logra integrarse con su entorno. El diseño interior y exterior reitera un respeto por el medioambiente y por la cultura nativa que inspiró el diseño.

Bosques que templan el alma

El bosque templado lluvioso es una de las joyitas de nuestro país, si bien también se encuentra en algunas áreas fronterizas de Argentina, sus mayores extensiones están aquí, en el sur de Chile, desde Valdivia hasta Chiloé.  Es una maravilla estar en medio de uno de estos bosques, a pesar de ser oscuros, en ellos se siente cómo brota la vida desde abajo, todo emerge en busca de los rayos de sol que aparecen como focos extraterrestres que cruzan las ramas y hojas hasta el suelo. Una cama de hojas podridas, nuevas, brotes, líquenes, musgos, renovales, semilleros, arbustos, flores y un sin fin de fauna nativa prospera espesamente mientras es escoltada arriba por árboles de hoja perenne, creando un perfecto y único clima selvático donde nos sentiremos asombrados por la vida misma ansiosa de salir a escena.

Photo: Andrea Riquelme
Photo: Andrea Riquelme

También llamado la “selva valdiviana”,  este bosque se manifiesta en un clima templado lluvioso, único, ya que alberga más de dos mil especies endémicas, que quiere decir que solo las podrás ver ahí, y en ningún otro lugar del mundo.

Podrás no sólo ver el color verde en todas sus memorias, si no que también podrás sentirlo, respirarlo y guardarlo siempre en ti. Ahí, en algún lugar donde se recolectan y albergan las emociones certeras, esas que hacen que una vez que las sentiste puedas volver a ellas mentalmente, cuando quieras, cuando sientas que es necesario.

nalca
Photo: Andrea Riquelme

Si en algún ámbito de tu vida te sientes vacío, pues visita este lugar, su densidad, diversidad  y belleza seguro llenará este espacio, el olor de sus fértiles y fecundos suelos te harán caminar feliz entre helechos y cursos de agua. Te sentirás  protegido en tu andar, al igual que las copas más altas de los árboles amparan estas tierras que son verdaderas cunas de vida, oasis de esperanzas para el mundo en que vivimos.

Photo: Andrea Riquelme
Photo: Andrea Riquelme

Algunas de las especies que podrás ver, Arrayán (Luma apiculata), Avellano (Gevuina avellana), Coihue (Nothofagus dombeyi), Chilco (Fucsia magellanica), Maqui (Aristotelia chilensis), Ulmo (Eucryphia cordifolia), Tineo (Weinmannia trichosperma), Olivillo (Aextoxicon punctatum), Colihue (Chusquea culeou), Copihue (Lapageria rosea), Botellita (Mitraria coccinea), Helechos (Lophosoria quadripinnata), Luma (Amomyrtus luma), Murta (Ugni molinae), Notro (Embothrium coccineum), Quila (Chusquea quila),  entre muchas otras más, como hongos, musgos, líquenes, enredaderas,  aves, ranas, insectos y mamíferos.

Huellas del pasado, Pali Aike en Patagonia

«200 kilómetros al noreste de Punta Arenas y en el límite fronterizo con Argentina se encuentra el desconocido Parque Nacional Pali Aike. Paisajes que mezclan una árida estepa magallánica, campos de rocas volcánicas,  sitios arqueológicos de antiguas etnias aborígenes,  y una rica diversidad de fauna –pumas, ñandúes, flamencos, por nombrar algunos- estos hacen de Pali Aike un rico destino turístico y cultural. «

A la sombra del parque nacional Torres del Paine, que acapara a la gran mayoría de los turistas que llegan a la Región de Magallanes. Este destino permanece escondido de las multitudes, conservando casi intactos los rastros del pasado.  En este remoto rincón del planeta es posible ver cómo confluyen armónicamente la historia geológica, natural y  arqueológica de la Patagonia prehistórica.

pali-aike-national-park

El puma es el rey por excelencia de estos territorios. Las cuevas formadas por las rocas y los cráteres del parque, hacen de hogar para este depredador. Los guanacos son abundantes en toda la estepa magallánica y son el plato favorito del puma. En este parque podemos encontrar diversos panoramas, como la maravillosa Laguna Santa Ana y los senderos que te invitan a conocer  una gran colonia de flamencos.

Aborigenes y Volcanes

Su nombre se debe a los aborígenes que hace miles de años habitaron esta zona. Los Aonikenk, o también conocidos como Tehuelches, fueron nómades que se desplazaron por la Patagonia, entre el río Santa Cruz (Argentina) y el Estrecho de Magallanes (Chile). Buscaban guanacos, ñandúes y otros animales que conformaban su dieta alimenticia. Así fue que visitaron constantemente la zona que hoy comprende el parque, llamándoles la atención el gran campo volcánico que se extiende en este lugar y que se asimila a un paisaje lunar, diferente al resto del paisaje patagónico. Por sus extrañas características geográficas y que hicieron creer a los Aonikek en la existencia de espíritus malignos, lo llamaron Pali Aike (Lugar Desolado).

cave-patagonia-pali-aike

Acá también es posible ver las cuevas que los Aonikek utilizaron como refugio. Excavaciones en los sitios arqueológicos “Cueva Pali Aike” y “Cueva de Fell” han demostrado la temprana presencia humana en la Patagonia. Los restos encontrados –fogones, piedras “puntas cola de pescado”, restos de fauna extinta como el mylodón y el caballo nativo americano- Sus estudios posteriores han permitido a los arqueólogos estimar que el ser humanos habitó esta zona hace más de 8.000 años.

paths-pali-aike-national-park

Senderos

En el parque existen varios senderos que te llevan a visitar cada una de sus particularidades y que no representan una dificultad mayor. En un solo día se puede experimentar una caminata sobre un milenario campo volcánico,  adentrarse en el cráter de un volcán extinto, sentarse dentro de una cueva, cerrar los ojos e imaginarse a los habitantes prehistóricos que vivieron en estas tierras. Visitar una pequeña laguna donde viven cientos de flamencos o sentir la adrenalina que significa saber que en algún rincón cercano puede haber un puma. Si  son  afortunados  todo puede terminar con un gran atardecer, observando una postal poco conocida por  los visitantes de la Patagonia.

sunset-patagonia

Open chat